Policiales

Un interno se encuentra en terapia intensiva tras sufrir quemaduras e intoxicarse con humo

Por segunda madrugada consecutiva hubo incidentes en la Unidad de Detención Nº1 donde, en esta oportunidad, el recluso Luciano Palacios prendió fuego en su celda del pabellón B, reclamando contra el traslado de su hermano a la alcaidía de Ushuaia. Además, un penitenciario resultó intoxicado durante el rescate.


RIO GRANDE.- Una nueva madrugada con incidentes tuvo la Unidad de Detención N º1 a partir de lo cual un preso y un penitenciario debieron recibir atención médica.

A causa de los incidentes ocurridos en la madrugada del martes, las autoridades penitenciarias resolvieron el traslado del recluso Nahuel Palacios a la ciudad de Ushuaia, a fin de evitar un foco de conflicto permanente que este generaba junto a su hermano en la pugna por liderar el problemático pabellón B.

Producto de ese traslado, el hermano del recluso, que ahora quedó en soledad en el pabellón comenzó una particular protesta, prendió fuego el colchón de su celda, resultando con quemaduras y principio de intoxicación a causa del humo generado.

Asimismo también resultó intoxicado un penitenciario de apellido Laborde.

Personal de la Policía Científica y del juzgado de turno trabajan en determinar las causas del siniestro, dado que el recluso Palacios se encuentra internado en terapia intensiva, con pronóstico reservado.

El parte médico, difundido oficialmente, indica que el paciente Palacios, de 25 años, ingresó al Servicio de Terapia Intensiva este miércoles a las 6:30, proveniente de la Guardia Central del HRRG, con diagnóstico de “trauma térmico y lesión de vía aérea por inhalación de humo”. Además se observó que la persona registra “quemaduras en el rostro y manos, tipo AB, superficie corporal comprometida aproximadamente 16 por ciento” y que se encuentra en “asistencia respiratoria mecánica, bajo sedoanalgesia y en tratamiento de sus lesiones”.
Precisiones de Dieguez

En tanto, el director del Servicio Penitenciario, Sergio Dieguez, confirmó algunas precisiones de lo ocurrido en la Unidad de Detención Nº1 de la ciudad de Río Grande, informando que “un interno prendió fuego prendas de vestir en el interior de su celda, provocando un foco, generándose a sí mismo quemaduras de distintas consideración, por lo que fue trasladado en forma inmediata al hospital regional”.

El incidente se registró en el marco de una protesta llevada a cabo por el detenido producto de un reacomodamiento de internos, teniendo en cuenta que el día anterior se habían generado incidentes en el que sufrieron heridas y principios de sofocamiento agentes penitenciarios que intentaban controlar un principio de incendio provocado por los mismos detenidos.

El funcionario explicó que “se tomaron las medidas necesarias para evitar mayores incidentes en la Unidad de Detención, determinando el reacomodamiento de los internos que eran familiares directos y compartían el lugar de alojamiento, por lo que fue necesario trasladar varios de ellos a Ushuaia, motivo por el cual, en protesta por dicho traslado, decidió prender fuego en su celda”. El herido se encuentra internado en el Hospital de Río Grande para su pronta recuperación.

“El traslado a Ushuaia tiene que ver con una cuestión de seguridad siendo comunicado a los Juzgados intervinientes y estando a disposición de los mismos” dijo Dieguez y remarcó que el Servicio Penitenciario está a cargo del alojamiento y distribución de los internos.

“Muchas veces buscamos para una mejor operatividad, que permanezcan en el distrito en el que se tramitan sus causas, pero se dan cuestiones como estas que llevan a que se deba trasladar a algún interno para garantizar la seguridad del resto de las personas alojadas, del personal penitenciario y de los establecimientos de detención”, aclaró Dieguez.

dieguez