Política

El Gobierno envía al Congreso los proyectos para habilitar el pago a los fondos buitre

BUENOS AIRES (NA).- El Gobierno enviará mañana a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para habilitar el pago a los fondos buitre, con la confianza en obtener los votos suficientes para aprobarlo, aunque la oposición expresó su preocupación sobre el costo de la operación.

El diputado macrista Eduardo Amadeo confirmó que el Poder Ejecutivo remitirá un proyecto para derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, que abra el camino para el pago a los tenedores de la deuda en default y autorizar una emisión de bonos por 15 mil millones de dólares.

En declaraciones periodísticas, el legislador oficialista indicó que esta semana se constituirán las comisiones de Presupuesto y Finanzas, que sesionarán en un plenario entre el jueves y el viernes para dictaminar sobre el proyecto.

Amadeo señaló que concurrirán al Congreso a explicar la iniciativa el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y que para imprimirle celeridad al trámite parlamentario se buscará aprobar la ley dentro de las próximas dos semanas.

La urgencia obedece a que el pago a los acreedores con los que el Gobierno llegó este lunes a un preacuerdo debe estar realizado el 14 de abril próximo.

El proyecto será girado el miércoles a la Cámara baja, donde el interbloque Cambiemos cuenta con 92 bancas y tiene garantizado el apoyo de los 7 diputados que integran el interbloque Juntos por Argentina, que lidera el exmassista Darío Giustozzi.

En tanto, esperan conseguir la adhesión del interbloque massista Unidos por una Nueva Alernativa (UNA), que cuenta con 35 diputados, así como del flamante bloque justicialista, que tiene 17 bancas; el Frente Cívico por Santiago (6) y Compromiso Federal (3), entre otros espacios.

La expectativa de Cambiemos es superar ampliamente las 129 adhesiones, entre las cuales podrían contarse inclusive algunos votos del Frente para la Victoria-PJ, que con 81 diputados es el bloque con mayor cantidad de bancas.