Actualidad

Las PyMES y su rol en la reactivación de la economía fueguina

El único relevamiento encarado sobre las pequeñas y medianas empresas de Tierra del Fuego corresponde a 2014, merced a una iniciativa de la ex Secretaría de Desarrollo Local y PyME dependiente del Ministerio de Industria. A través de un extenso estudio, se revela el entramado productivo fueguino; su situación y sus expectativas de crecimiento.
RIO GRANDE.- Para analizar la situación de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) de Tierra del Fuego, hay que remitirse a dos estudios encarados en 2012 y 2014 por la ex Secretaría de Desarrollo Local y PyME, dependiente del Ministerio de Industria.

Lejos de resultar una simple estadística, el estudio “Cuantificación y caracterización del entramado económico productivo MIPyME de Tierra del Fuego” se convierte en una radiografía de la situación que atraviesan las PyMES y su incidencia en la economía y el empleo local, así como el valor que agrega como factor de competitividad.

Según lo relevado entre 2012 y 2014, en Tierra del Fuego las microempresas y PyMEs cuentan con “un importante potencial para la creatividad y la producción”, lo que permite “proyectar estrategias de negocios en segmentos de productos de mayor valor agregado”.

“Asimismo, la estructura productiva recreada en los últimos años constituye una base importante no sólo para potenciar las estrategias empresariales de desarrollo de cadenas de valor más complejas basada en el desarrollo de proveedores especializados, sino también para propiciar su vinculación con el Territorio Nacional Continental”, señala el informe.

A partir del relevamiento realizado durante 2012, sus resultados sirvieron de base para encarar una profundización en una segunda instancia, completada en 2014.

La mayoría de las microempresas y PyMEs (59%) entrevistadas en Tierra del Fuego presentan forma jurídica unipersonal o sociedad de hecho no constituida formalmente, especialmente en el segmento de microempresas (81%) y en los sectores de la pesca artesanal (86,3%) y los aserraderos, carpinterías y fabricantes de muebles (75%).

Dependiendo el caso, entre el 4 y el 26% de las empresas han manifestado haberse asociado con otras firmas para diferentes fines, lo cual constituye un primer paso para la instauración de nuevas instancias de acciones conjuntas y conscientes.

La marcada heterogeneidad a nivel sectorial y dimensional observada en los diferentes indicadores de desarrollo empresarial en Tierra del Fuego lleva a la necesidad de promover la convergencia estructural; desarrollar la competitividad; las capacidades innovativas, en particular de sectores menos desarrollados (tales como el agrícolo-ganadero, pesca artesanal y el de aserradero/carpintería/muebles), así como a fortalecer el marco institucional y la infraestructura de base para la producción.

“Tierra del Fuego cuenta con un mercado interno de baja escala y se encuentra muy remoto geográficamente de los grandes centros globales de producción y consumo. Las exportaciones de las microempresas y PyMEs fueguinas se encuentran concentradas en pocos sectores (Electrónica, Textil / Indumentaria, Plástico), pocas empresas y orientadas en gran medida al mercado del Territorio Nacional Continental”, señala el informe.

Los distintos aspectos analizados en estos relevamientos, así como sus resultados, serán publicados en futuras ediciones de este suplemento, donde además se incluirán historias de emprendedores fueguinos.

En esta oportunidad, se publican los casos de Freak Spirit (fabricación de tablas de snowboard con madera de lenga); Prusia Diseños (Moda de diseño) y Onuchka Diseños, emprendimiento dedicado al diseño.

pyme-4