Actualidad

“Es sólo una curiosidad del calendario”

RÍO GRANDE.- Este viernes por la noche, y por segunda vez en este mes, no habrá Luna. La explicación es simple. El fenómeno astronómico, conocido como “Luna negra”, se repite cada dos años y medio aproximadamente. A pesar del sentido místico que muchos le otorgan, esta segunda luna nueva es parte del calendario lunar.

“La Luna tiene un período de 29 días -explica José Luis Hormaechea de Estación Astronómica de Río Grande- . De luna nueva a luna nueva, hay 29 días. Esto hace que en general haya una luna nueva por mes, a menos que una luna nueva caiga el primer o segundo día del mes. Por lo tanto 29 días más tarde, si este mes tiene 30 o 31 días, se da esta clara circunstancia de que hay dos lunas nuevas en el mes”

el profesor además, explica que esto se da aproximadamente cada dos años y medio. Este 2016 en el mes de septiembre, la primera luna nueva fue el día 1º, es por esto que 29 días después puede verse otra vez la fase de ‘luna nueva’.

“Como es un evento astronómico que rara vez se produce, se le ha dado un nombre, ‘luna negra’. Y algunos lo interpretan como que tiene alguna significación mística, obviamente para la astronomía esto no es así, es una alunación más y no tiene absolutamente nada de particular. Sí es una curiosidad del calendario, porque repito, no siempre hay dos lunas nuevas en el mismo mes”, explica Hormaechea.

Luna negra no es el único fenómeno astronómico que tiene su propio nombre: Cuando es la luna llena la que se repite dentro del mismo mes, a la segunda se la llama ‘luna azul’. También en este caso la frecuencia es de aproximadamente dos años y medio.

En cuanto al sol, se conoce como ‘Anillo de fuego’ se les suele decir a los eclipses anulares de sol: “Hay, generalmente, dos eclipses de sol año y están separados por 15 días con los eclipses de luna. Si hay eclipse de sol, 15 días después, hay eclipse de luna, y viceversa. La particularidad de los eclipses de sol es que se ven en una franja muy pequeña, entonces cuando hay eclipses de sol solo son visibles desde algunas localizaciones en la Tierra cada vez. En cambio cuando hay un eclipse de luna, es un evento hemisférico, todo el hemisferio que está de noche puede ver el eclipse de luna”, diferencia el profesor Hormaechea.