Policiales

Audaz asalto a empleados de una distribuidora, en la ruta

El asalto fue perpetrado en plena tarde por tres individuos a cara descubierta, portando un arma de fuego y desde otro automóvil, desde el cual le indicaron al conductor del utilitario que tenía “una goma pinchada”. Al detenerse el rodado de la distribuidora los ladrones lo abordaron y concretaron el audaz asalto en pleno acceso sur a la ciudad.

RIO GRANDE.- El violento episodio lo vivieron ayer por la tarde dos empleados de la distribuidora de bebidas Caiquén, Claudio Astor de 42 años y José María Llanos de 41; quienes habían viajado a la localidad de Tolhuin para buscar la recaudación de las ventas efectuadas en aquella localidad.

En el viaje de retorno a Río Grande, a la altura del cruce de ruta 3 y la ruta de circunvalación, un Fiat Uno los adelantó, haciéndole señales uno de sus ocupantes de que llevaban una cubierta pinchada.

La detención del utilitario sirvió para que el Fiat frenara y sus tres ocupantes descendieran con, al menos, un arma de fuego que utilizaron para reducir a ambos trabajadores, maniatando a uno y el restante recibiendo un culatazo.

Los dos hombres fueron llevados en el furgón por dos de los asaltantes, siguiéndolos el tercero en el Fiat hasta el inicio de la calle Islas Malvinas, frente al barrio Chacra XIII, donde se concretó la sustracción de una riñonera con la recaudación consistente en 50 mil pesos en efectivo, además de los celulares de la empresa.

Los tres ladrones escaparon en el vehículo, mientras uno de los empleados pudo dar aviso desde su celular personal, el cual no fue descubierto por los ladrones.

La comisaría Segunda y la brigada de Delitos Complejos tomaron intervención en la investigación del hecho, buscando dar con el paradero del tipo de rodado mencionado, de color negro con vidrios polarizados.

La calle Malvinas al 3200 fue el lugar hasta donde los asaltantes trasladaron  al utilitario para abandonarlo con los dos empleados adentro.
La calle Malvinas al 3200 fue el lugar hasta donde los asaltantes trasladaron al utilitario para abandonarlo con los dos empleados adentro.