Policiales

“La madre puso en riesgo la vida del niño al omitir el deber de cuidado”, dijo el fiscal

El doctor Eduardo Urquiza, fiscal en el caso de maltrato a un menor de 5 años de edad, indicó que la madre omitió el deber de cuidado del niño y con esto lo puso en serio riesgo de muerte, como consecuencia de las lesiones que presentaba la víctima. Dijo que fue clave el testimonio de una menor de 7 años.USHUAIA.- El fiscal Eduardo Urquiza manifestó que el accionar doloso de la madre del niño de 5 años -que fue quemado y golpeado en la cabeza y otras partes del cuerpo- tiene la culpabilidad de haber omitido el deber de cuidado del menor, ya que esa actitud puso en riesgo la vida del pequeño.

De esta forma, el funcionario judicial explicó porqué en el caso quedó procesada por el delito de abandono de persona y no en la figura de un delito de gravedad culposa. Y sostuvo que para el procesamiento de esta mujer (cuya identidad se mantiene en reserva), así como del principal acusado, Jhonatan Quiroga, fue clave el testimonio de una menor de 7 años, que es la hermana de la víctima.

Sobre la madre biológica, el fiscal Urquiza dijo que “en principio siempre se habló de un comportamiento de encubrimiento de la actividad que realizaba Quiroga y que podría tratarse de un comportamiento omisivo”; sin embargo “quedó demostrado que se trató de un abandono con riesgo en la salud, como consecuencia del daño corporal que presentaba el pequeño”.

Así, para la Fiscalía y para el Juez, que dictó el procesamiento, “ha quedado demostrada la hipótesis trazada de que la madre omitió intervenir como era su obligación hacerlo”.
Sobre las lesiones

El fiscal Urquiza señaló que las lesiones que presentaba el niño no respondían a las características de un accidente y puso como ejemplo el caso de los pies quemados, que parecían ser como si le hubieran colocado una media, lo que denota que las mismas fueron provocadas en forma intencional.

El funcionario judicial detalló que “en la cabeza había lesiones propias de golpes, como así también en otras partes del cuerpo. Y en los pies presentaba señales de quemaduras, con la particularidad que las marcas del nene tenían la configuración de una media con lo cual se pudo establecer que no fue como consecuencia de un accidente sino de la inmersión intencional de los dos pies en un líquido caliente”.

El Fiscal dijo que además el niño presentaba otras quemaduras con característica de puntos, semejante a las que se provocan cuando se hacen con un cigarrillo encendido.
Un testimonio clave

La hermana del niño maltratado, quien tiene siete años, fue clave para poder determinar el grado de violencia en los castigos al que era sometido y que también la tenían como víctima a ella, ya que no escapaba al accionar de su padrastro, que su madre toleraba sin oponer ninguna resistencia.

“La prueba principal viene de la hermana mayor de siete años, dadas las circunstancias que le tocó vivir. Así se supo quién produjo las lesiones y de qué manera”, señaló el doctor Urquiza, puntualizando además que existe también una declaración de la víctima, con quien se terminó de cerrar la prueba en contra de los dos procesados en este grave hecho ocurrido en Ushuaia.

Según se pudo determinar de las testimoniales de los menores, la madre presenciaba los momentos en que Jhonatan Quiroga provocaba las lesiones.

 

El fiscal Eduardo Urquiza, a cargo de la acusación contra el padrastro y la madre que maltrataron a un niño de 5 años.