Policiales

Lucero fue imputado de lesiones graves por que hubo perforación de órganos

Ayer se realizó la indagatoria del imputado en los tribunales del Campamento YPF.

El informe de la forense enviado al juzgado confirmó que las lesiones sobre la víctima son graves, por ello el hombre agredido el pasado jueves continúa internado, pero fuera de peligro. Lucero ayer fue indagado y luego excarcelado, tras aportar el paradero del elemento presuntamente utilizado.

RIO GRANDE.- Ayer fue trasladado a los tribunales del Campamento YPF el sujeto detenido en relación a un hecho de sangre ocurrido la semana pasada en una vivienda de pasaje Rivarola al 1200.

Allí estaban reunidas varias personas, una de ellas Carlos Daniel Lucero, quien está acusado de apuñalar en el abdomen a Samuel José Aguilar Alarcón de 30 años, tras lo cual escapó de la escena.

Ambos mantuvieron una discusión en la casa del hermano de la víctima. Allí Lucero residía ocupando una habitación, mientras que Aguilar Alarcón reside en la parte posterior del predio.

La discusión habría tenido vinculación con problemas propios de la convivencia y tras la misma, en el mismo predio ambos salieron a pelear, resultando Aguilar Alarcón con una lesión punzo cortante en el abdomen.

Lucero finalmente este lunes recién se entregó ante la Policía, a la vez que su situación procesal se complicó dado el informe de la forense que determinó que las lesiones que se presumían leves son “graves” en razón de que la puñalada alcanzó a afectar órganos internos.

Ante ello el apuñalado continúa internado en observación aunque fuera de peligro.

Imputado habló

Siendo formalmente acusado de “lesiones graves”, este martes Lucero accedió a declarar ante el juez de feria el Dr. Daniel Cesari Hernández, brindado su versión de lo sucedido.

El imputado refirió que tras la discusión inicial Aguilar Alarcón se habría retirado a su vivienda al fondo del predio, tras la cual retornó acompañado de otros familiares.

Allí refirió que se “defendió” tomando del suelo una planchuela de hierro con la que le produjo el corte en a la altura del estómago a la víctima, escapando del lugar.

Incluso tras su declaración aseguró poder aportar el preciso lugar donde arrojó la planchuela utilizada en la agresión, guiando a una comisión policial que no pudo localizar el elemento en el sitio mencionado por el imputado.

Tras ello fue excarcelado dado que su detención fue solo a los fines de la indagatoria, recuperando su libertad aunque manteniéndolo vinculado a la causa.