Actualidad

Una app deportiva dejó al descubierto las bases británicas en las islas Malvinas

La aplicación Strava publicó este fin de semana la información de los kilómetros que recorren sus 27 millones de usuarios en el mundo, entre ellos se encuentran los recorridos que realizan los soldados británicos alrededor de las bases que tienen en las islas Malvinas.

RÍO GRANDE.- La aplicación Strava publicó este fin de semana la información de los kilómetros que recorren sus 27 millones de usuarios en el mundo, entre ellos se encuentran los recorridos que realizan los soldados británicos alrededor de las bases que tienen en las islas Malvinas.

Se trata de la Base Aérea de Monte Agradable, una base militar de la Real Fuerza Aerea Británica. La estación es el hogar de entre 1000 y 2000 militares del Reino Unido y está localizada a 48 km al sudoeste de Puerto Argentina, la capital de las Malvinas, en la isla Soledad.

Los soldados al utilizar la aplicación y registrar su actividad física dejaron el rastro asentado en el mapa que se acaba de publicar.La base se inauguró el 12 de mayo de 1985 y comenzó a funcionar el año siguiente. La estación fue construida como parte de los esfuerzos británicos para reforzar la defensa de las Islas Malvinas después de la guerra de 1982.

La aplicación también dejó al descubierto la actividad de los británicos en la caleta Capitán Vago, donde se encuentra la estación ballenera abandonada Grytviken en la costa noreste de la Isla Georgia del Sur. Grytviken es parte del archipiélago de las islas Georgias del Sur, considerado por las Naciones Unidas como un territorio en litigio entre el Reino Unido.

También se puede observar la actividad en La isla de los Leones Marinos, que forma forma parte del archipiélago de las islas Malvinas y donde funciona una pista de aterrizaje que está disponible para los aviones pequeños que vuelan de la isla Soledad. La isla cuenta con una población regular de cinco o seis residentes que manejan un hotel.

El descuido de la aplicación fue descubierto por Nathan Ruser, un australiano de 20 años que estudia seguridad internacional en la Universidad Nacional Australiana y publicó la información en Twitter sobre el mapa de Strava que preocupó a analistas de todo el planeta.