“Vivas, libres e iguales”: Este fue el reclamo de las fueguinas durante el 8 de marzo

En Ushuaia, las manifestantes también se hicieron escuchar.

En las calles de Río Grande y Ushuaia se escuchó ayer el reclamo de igualdad de derechos. Las mujeres se autoconvocaron en diferentes espacios para leer el documento elaborado a nivel nacional. La principal demanda fue la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito. También se mencionó la brecha salarial, la cantidad de femicidios.

RIO GRANDE.- Las mujeres se concentraron ayer en diferentes puntos de la provincia para adherir a la convocatoria del #8M por el pedido de igualdad de derechos, y el aborto legal, seguro y gratuito.

En Río grande el punto de encuentro fue la Plaza Almirante Brown, desde donde las caminantes fueron hasta el Paseo de la Memoria para la inauguración del mural ‘Mariposas’ de Cristina Araujo. En Ushuaia, un gran grupo de manifestantes de diferentes organizaciones sociales y políticas marcharon por las calles céntricas.

“Hoy es un día de mucha emoción para las mujeres del mundo ya que salimos a las calles una vez más a luchar por nuestros derechos, mostrando que seguimos haciendo historia, peleando por la igualdad de oportunidades, por la igualdad salarial y para que la violencia machista se termine de una vez por todas. No queremos que nos sigan matando, discriminando, ni denigrando. Son muchas las mujeres que lucharon y que luchamos por las que no están y para que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad”, manifestó Laura Ávila, titular de la Secretaría de la Mujer de la Municipalidad de Ushuaia, y

Nadia Pessina, docente de la UNTDF, militante feminista, miembro de Aduf y del programa de géneros y sexualidad de la universidad.

En Río Grande, luego de la inauguración, tomaron la palabra mujeres pertenecientes a organizaciones feministas, universitarias, gremiales, y partidarias.

Una vecina de Río Grande habló luego un tiempo para plantear la problemática que implica el ser mujer, y VIH positiva: “Soy mujer y vivo con VIH. Y este año paro porque estoy cansada de ser estigmatizada y discriminada. Estas son algunas de las frases que escuché a lo largo de mi transitar, como una mujer VIH positiva: ‘Se embarazan sin medir riesgos, son unas inconscientes’, dijo alguna vez un médico que me atendió. ‘Sos culpable de que tu hijo tenga el virus’, dijo alguna vez una pediatra que atendió a mi niño. ‘Para qué te juntaste con un enfermo, bancátela’, dijo algún padre a su hija cuando se enteró que ella vivía con VIH. ‘No se haga ilusiones mamá, su niño no va a vivir más de tres años’, dicho por una pediatra a una persona que vivía con VIH. ‘No te quiero ver ni muerta’, se escuchó decir a una abuela a su nieta que vivía con VIH. ‘Quien te va a querer si no te quiero yo’, es lo que dicen algunas parejas de las que vivimos con VIH. Al ser mujeres positivas cargamos con el estigma y la discriminación por asociarse el VIH a todo lo malo. Soy mujer, soy positiva y estoy hoy acá para que todos tengamos los mismos derechos”.

Luego, representantes de estas mismas organizaicones, leyeron por turnos el documento elaborado a nivel nacional para la fecha.

En el mismo se destacó el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito, aunque se sumaron otros planteos y demandas, como la brecha salarial, la asignación de tareas domésticas, el repudio a la trata de personas y la violencia machista.

El comunicado

“Exigimos que se discuta una Ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Argentina, de manera responsable, dejando de lado las estrategias de evasión parlamentaria. 50 mil mujeres son hospitalizadas por complicaciones debido a abortos inseguros en nuestro país. Las prácticas de aborto afectan a las mujeres más pobres que no tienen posibilidades de pagar un aborto seguro donde exista la intervención médica adecuada… Es irrenunciable la separación de la Iglesia y del Estado. Nuestros representantes en las Cámaras deben dar la discusión de una ley de aborto legal seguro y gratuito de manera responsable e independiente de sus creencias religiosas”, leyó Lorena Portillo de partido Nuevo Encuentro.

El documento también hizo referencia a los 254 femicidios del 2017: “3 mil niñas, niños y adolescentes han quedado huérfanos por femicidios desde el 2008 en Argentina… exigimos financiamiento para los programas de prevención de la violencia contra las mujeres y protección de las víctimas. Exigimos presupuestos con perspectiva de género y que se capacite a las y los trabajadores públicos para acompañar adecuadamente a las mujeres en situación de violencias”, leyó Natalia Jañes de UCR Diversidad.

Además, se hizo mención especial de Sofía Yasmín Herrera, una de las 3231 niñas, adolescentes y mujeres adultas que permanecen desaparecidas en Argentina. “Es necesario que la ley contra el delito de trata se profundice en su aplicación para terminar con este flagelo”, decía el comunicado.

En cuanto a la brecha salarial entre mujeres y varones, se mencionó el 27%, de diferencia desfavorable para las mujeres. Se exigió la aplicación efectiva y real de las leyes 26.510 de Educación Sexual Integral, y la 25673 para garantizar que el acceso a métodos anticonceptivos de manera gratuita en hospitales y centros de salud.

“Tres mil niñas menores de 15 años son madres en nuestro país cada año. Probablemente muchas chicas no tuvieron opciones de cuidado para evitar esos embarazos. Mientras que muchas otras niñas fueron madres obligadas a parir tras embarazos producto de abusos”, manifestó el documento.

Luego de la marcha y lectura de la proclama con demandas para este 8M, las actividades continuaron en el Museo Fueguino de Arte. Primero con la performance del grupo Paico, y luego una charla sobre la historia del feminismo. Las licenciadas Nadia Pessina, y Florencia Basso disertaron sobre la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos a nivel internacional, nacional, y el surgimiento de las primeras organizaciones feministas en Río Grande y Tierra del Fuego: “Estoy conmovida, yo nacida y criada en Tierra del Fuego nunca me imaginé que podía llegar a gestarse esto acá. Seguimos creciendo no sólo en número sino en fuerza y energía a la lucha por la igualdad de género y contra la violencia. La lucha por el aborto legal y gratuito está en boga, y tiene que dar no solamente el debate sino la consideración de que mueren pibas todos los días por abortos clandestinos. Esto no se trata del aborto sí o el aborto no, sino de la vida de las mujeres que mueren por abortos clandestinos”, manifestó Pessina.

Las y los que estaban

Ana Andrade. Trabajadora social a cargo de la casa de jóvenes del Municipio, expresó: “Vinimos hablando con los chicos todos estos días en relación al #8M, los chicos y chicas querían participar así que hicimos una bandera y estamos presentes acá. Hay que seguir generando conciencia, el querer participar fue algo espontáneo de los chicos, y hay que seguir sumando fuerzas”.

Julieta, del Polo Obrero, marchó con su hija: “Vengo con mi hija y mis compañeros del partido. Porque queremos derechos, y que nos den voz. La mujer obrera tiene que salir a la calle por la reivindicación de sus derechos. Hoy se escuchan nuestras voces, somos las voces de las compañeras que ya no están, que están privadas de su libertad o están desaparecidas”

Jonatan Baigorria, un hombre con visión de género: “Estoy de acuerdo con la marcha y en contra de la violencia de género, porque creo que todos y todas queremos defender nuestros derechos. Creo que con el grito de hoy, las mujeres pidieron ser en sus derechos como los hombres. Yo cuando era chico sufrí violencia, y por eso salí hoy a defender también mis derechos”.