Política

Melella cuestionó duro a los concejales pero no confirmó si vetará la ordenanza aprobada

El Intendente dijo que “si se trató sobre tablas, por ahí había otro interés que desconozco”.

El intendente Gustavo Melella entendió que el Concejo Deliberante tendría que haber dado el debate. “Con esta ordenanza lo que se hace es conmemorar un día y nada más”, dijo. Al ser consultado si procederá a vetarla, no lo quiso confirmar.

RIO GRANDE.- Un día después de que el Concejo Deliberante de esta ciudad aprobara la adhesión a la ley del “Día de los Derechos del Niños por Nacer”, el intendente Gustavo Melella brindó su opinión al respecto con frases bastante duras hacia los concejales.

Respecto de la posibilidad de vetar la ordenanza dijo que esto va más allá de un veto. “Creo que hay que dar esta discusión por eso desde el área de Salud y desde Sociales, vamos a llamar a discutir. Mi preocupación no es el veto, sino que si decimos que hay derecho a la vida debemos saber cómo la vamos a garantizar”.

El Intendente dijo: “Lamento que no haya habido discusión. Creo que eso es fundamental porque uno puede tener una mirada u otra y está bueno que pensemos distinto; pero se tiene que dar la discusión. En la discusión uno tiene que dar fundamentos serios de por qué sí y por qué no”.

Estimó que la falta de discusión fue el principal problema de los concejales al momento de votar la iniciativa de adhesión y se esperanzó en que el Concejo Deliberante, en un futuro, tenga esa instancia.

“Yo estoy a favor de la vida, de la vida plena”, aseguró pero entendió que la ordenanza aprobada no da fundamentos. “Cómo garantizo esos derechos, se preguntó. “Yo estoy a favor del derecho a la vida y eso está bien pero qué significa el derecho a la vida. Tengo que garantizar salud, estimulación y alimentación, y todo lo que ese derecho implica; entonces me parece que en esta ordenanza no está esa discusión y no está explícito sino que es como un simple enunciado de algo en una coyuntura”.

En otro tramo de su conferencia fue más duro al considerar que “hay mucha hipocresía de un lado y del otro sobre todo cuando se discute la penalización o despenalización del aborto y creo que, a veces, nos rasgamos las vestiduras frente al que piensa a favor o en contra, pero no damos fundamentos”.

A modo de ejemplo dijo que hay algunos que defienden tanto la vida que le desean la muerte al que piensa distinto; “entonces me pregunto si estás o no a favor de la vida. Entonces, si estás a favor de la vida para levantar un cartel y no dar fundamentos, o no respetar al otro que es distinto, o no respetar su vida, me parece una hipocresía”.

El Intendente de Río Grande dijo que sí le importa la vida. “Me importa plenamente y no en un simple eslogan en medio de una coyuntura que hoy se da. Soy intendente de la ciudad y debo buscar la unidad de todos los ciudadanos pero me parece que se tiene que dar una discusión”. Agregó que esa discusión debe ser seria y, “si uno no tiene razones para defender lo que está diciendo, tiene que ver con un fanatismo y acá, a veces, se dan fanatismos. El fanatismo nos lleva a pelearnos con el otro, a ser agresivos, a no construir comunidades, a no respetar al que es diferente y se lo condena entonces, no se respeta la vida de nadie”. Sobre este punto insistió en que hay mucha hipocresía y que se tiene que dar el debate.

Con relación a la labor de los concejales señaló que “este proyecto no tenía una urgencia para que sea tratado sobre tablas y me parece que era un tema donde sí se podía dar una discusión, donde, quizás se hubiera logrado el voto de los 7 concejales” y deslizó que “si se trató sobre tablas, por ahí había otro interés que desconozco”.

Analizó que lo que se aprobó es una ordenanza simbólica “pero las cosas simbólicas tienen una carga de realidad y con lo simbólico uno expresa algo, por eso había que discutirlo y me parece que era innecesario tratarlo sobre tablas pero no significa que yo esté a favor ni en contra”.