Sin categoría

El juez Raúl Sahade se declaró incompetente y ahora el Superior Tribunal deberá resolver

El edificio de la Caja Policial en Ushuaia, donde funciona el Hard Rock café.

Es la causa en la que denunciaron al anterior directorio de la Caja Policial por la afectación de fondos previsionales en dos fideicomisos. Las actuaciones fueron realizadas en Ushuaia, por lo que el juez Raúl Sahade de Río Grande, ante quien se radicó la denuncia, se declaró incompetente y la causa podría terminar en la capital provincial.

RIO GRANDE.- La denuncia contra tres excomisarios que integraron el directorio de la Caja y un empresario de la ciudad de Ushuaia, se efectuó ante el Juzgado de Instrucción 2, a cargo del juez Raúl Sahade, respecto de la conformación de dos fideicomisos inmobiliarios.

Esos emprendimientos denominados Altos de la Patagonia en Río Grande y Altos del Michi en Tolhuin; fueron financiados con millonarias sumas de dinero por parte de la Caja, por resolución del directorio en el que estaban los excomisarios Dardo Estefó, Miguel Piccone y Dino Manetti; todos imputados en esta causa junto al empresario Walter Agra, con quienes se firmaron los convenios.

Los mismos fueron suscriptos en Ushuaia por lo que tras dictar las primeras medidas de prueba, el juez Sahade finalmente se declaró incompetente en la causa por cuestión de jurisdicción y puso la causa a disposición del Superior Tribunal de Justicia a fin de que resuelva si pasa a Instrucción en la capital provincial.

Allí surge un inconveniente bastante particular y es que el juez de instrucción Javier de Gamas Soler, es uno de los inversores en el proyecto del Hard Rock en Ushuaia, en el cual está involucrado también el empresario imputado en estos fideicomisos (Walter Agra).

Así, en caso en que la causa recaiga en el Juzgado de Instrucción de De Gamas Soler, este deberá excusarse y remitir las actuaciones a su par, la jueza María Cristina Barrionuevo.

Hard Rock bajo la lupa

Fuera de esta denuncia judicial, los actuales directores de la Caja ante las dificultades que tienen para acceder a la información dentro del órgano y algunas desprolijidades ya constatadas, comienzan a mirar con desconfianza también el comodato del edificio de calle 25 de Mayo y San Martín donde funciona el Hard Rock.

El edificio fue adquirido por la Caja en una suma cercana a los 80 millones de pesos, y luego refaccionado por el empresario Walter Agra para obtener un comodato de 20 años para el funcionamiento del emprendimiento gastronómico con esta franquicia reconocida a nivel mundial.

Los Directores han comenzado a analizar la información en relación a este emprendimiento, en el marco del cual la Caja finalmente nunca construyó sus oficinas en la parte superior, por lo que aún no se descarta igualmente otra presentación judicial.