Sin categoría

Policía al que le “sustrajeron” el arma dormía ebrio en su auto

La comisaría Tercera desde la cual se realizaron todas las actuaciones en torno a este episodio.

Un agente que se quedó dormido en el interior de su auto, fue quien extravió su arma reglamentaria la que apareció en poder de un hombre que pudo ser detenido a tiempo por la Policía. El efectivo fue sumariado y separado del cargo.

RIO GRANDE.- La información policial brindada sobre este episodio del pasado domingo no fue precisa y el imputado en sede judicial, así como en algunas actuaciones realizadas, determinaron que el propietario del arma habría estado durmiendo en el rodado del cual se señaló que había sido sustraído el arma reglamentaria.

La defensa de Mariano Jorge Quintana, el hombre de 39 años detenido el pasado domingo en Chacra II, portando un arma Browning calibre 9 milímetros, planteó serias dudas respecto de cómo este hombre terminó haciéndose del arma policial.

Desde la Policía Provincial no se brindó información oficial respecto de este episodio, del cual solo trascendieron versiones extraoficiales, que daban cuenta de la sustracción del arma del automóvil del agente policial de apellido Viveros, estacionado en avenida Prefectura Naval Argentina al 300.

Quintana en sede judicial, al ser indagado en la fiscalía de flagrancia, señaló que ese arma la había encontrado tirada en la vía pública, tras lo cual fue excarcelado.

Otro escándalo policial

Respecto a cómo fue que el arma reglamentaria fue extraviada por el agente Viveros, trascendió que esa mañana el integrante de la fuerza policial fue encontrado por sus colegas, de la Comisaría Tercera, dormido en el interior de su automóvil, el cual estaba estacionado en la vía pública.

Allí le practicaron la alcoholemia que dio positivo en 0,87 g/l; por lo tanto, con ese elemento y otros más, perdió fuerza la versión inicial que se dejó trascender, respecto de que la misma habría sido sacada de la guantera del auto.

A pesar de que se encontraba fuera de servicio cuando sucedió el incidente y debido a la irresponsabilidad demostrada en cuanto al deber de cuidado en la tenencia de su arma reglamentaria, el agente fue separado del cargo y se le labró sumario administrativo.