Política

El Senado decidía anoche la legalización del aborto en un tenso debate

El histórico debate por el aborto legal comenzó ayer a las 10:26.

El Senado debatía desde ayer el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), tras su aprobación en la Cámara de Diputados el pasado 14 de junio. El debate se extendió hasta la madrugada.

BUENOS AIRES.- El histórico debate por el aborto legal comenzó ayer a las 10.26 de la mañana. Los oradores tenían previsto hablar 10 minutos cada uno, pero se fueron excediendo: hablaban 20 minutos o incluso más.

Asimismo, los presidentes de las comisiones donde se debatió el proyecto -son tres senadores- tienen 15 minutos y, finalmente, los cuatro jefes de bloque, 30 minutos.

Pasadas las 19:00, cuando ya habían hablado 35 senadores, desde los pasillos de la Cámara Alta estimaban con mucho optimismo que el horario de votación sería cerca de la 1 de la mañana de este jueves.

Sin embargo, tomando en cuenta que el promedio de discursos fue de 15 minutos por orador, que hay poco más de 60 anotados, incluidos 4 jefes de bloque que hablarán 30 minutos, los cálculos llevaron el horario a las 2.30 de la madrugada, en caso de no acortarse oradores.

Las calles en los alrededores del Congreso se tiñeron ayer de verde y celeste, cuando militantes a favor y en contra de la legalización del aborto se hicieron presentes para vivir de cerca la sesión y seguir con atención la votación prevista para la madrugada.

Con los pañuelos característicos de ambos bandos colgando de mochilas, rejas y agitados a lo alto, la marea humana que desbordó la Plaza del Congreso no se dejó amilanar por el frío y la lluvia y, al igual que en la sesión de la Cámara de Diputados de junio pasado, se preparó con ropa de abrigo, paraguas y mate para montar una vigilia a la espera de la decisión final.

La plaza volvió a dividirse en dos sectores en medio de un fuerte operativo de seguridad a cargo de la Policía Federal y de la Ciudad: aquellos que estaban a favor de la legalización del aborto permanecieron a lo largo de la Avenida Callao, mientras que los grupos denominados “provida” se ubicaron, del otro lado de la plaza, desde la Avenida Hipólito Yrigoyen hacia el sur.

“Espero que nos escuchen. Las calles no se llenan por nada. Ojalá que el Senado nos escuche”, decía Pilar, de 24 años y estudiante de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que había concurrió a la plaza con su amiga Celeste, de 23, y estudiante de Medicina de la UNLP: ambas llevaban en sus muñecas los pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Entre estudiantes universitarios, de secundario y diferentes organizaciones sociales, no pasó desapercibida Alicia Schejter, una de las cinco pioneras que en 1987 empezó a militar el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, para lograr la legalización.

Del otro lado de la Plaza del Congreso y de las vallas, el color celeste invadió en las calles sobre Entre Ríos, donde las organizaciones “provida” decidieron esperar la votación con un festival con bandas en vivo y relatos testimoniales.

Varias carpas blancas fueron instaladas en el lugar en donde se desarrollaban paneles, charlas y hasta ecografías en vivo, mientras que también colocaron dos pantallas gigantes en los cruces con Yrigoyen y con Alsina para que los manifestantes puedan seguir la sesión del Senado en vivo.