Policiales

“El procesamiento en sí, es muy importante”

Alejandro Gómez, abogado representante de la protectora Patitas Tolhuin, explicó cómo seguirá el proceso iniciado formalmente por el juez, en contra de Walter Cayo. Las primeras definiciones de un caso que será emblemático, en lo que hace al maltrato animal.

Uno de los allanamientos realizados en el complejo Valle de Lobos.

RIO GRANDE.- El martes, a las 19 horas, el juez Javier de Gamas Soler ordenó el procesamiento de Walter Cayo, encargado del complejo turístico Valle de Lobos, por considerarlo responsable del delito de maltrato animal. La causa, que se inició con la denuncia de la protectora de animales Patitas Tolhuin ante la Fiscalía, se acerca a una resolución.

“Concretamente el procesamiento es muy importante, porque el juez consideró que tenía los elementos suficientes para considerar que el hecho denunciado es un hecho delictivo y que hay un responsable de este hecho, que en este caso es Cayo”, recalcó el abogado Alejandro Gómez.

Luego de la denuncia en el mes de marzo, se tomaron numerosas declaraciones testimoniales que fueron definitorias: “Hay testimoniales que son realmente muy precisas; muy contundentes, sobre el maltrato animal, la falta de comida. Tenía elementos el juez para procesarlo, y lo ha hecho”, sostuvo Gómez.

También en la sentencia el juez hace mención a la posibilidad de mediación, circunstancia a la que tiempo atrás, el fiscal había dictaminado en posición: “El juez decretó la nulidad de ese dictamen, por lo cual le corre nueva vista al fiscal. Concretamente las posibilidades son que esto termine en una mediación o en una probation; o que vaya a juicio y se dirima allí la cuestión”, detalló el abogado.

El profesional, además, reconoció que aunque un procesamiento tiene un grado de certeza inferior a una condena; es remarcable el hecho de que el juez haya entendido que debía procesar al denunciado: “Después se verá con mayor profundidad la cuestión, en juicio; aunque eso no ocurra, por la posibilidad de mediación y probation”, dijo.

Gómez, también resaltó que últimamente la jurisprudencia avanzó en cuento a cómo ve a los animales: “Se los considera no tanto como una cosa, como decía el Código Civil; sino como seres sintientes. Pero más allá de esto, hay una cuestión que tiene que ver con otras instituciones involucradas. Tengo entendido que se ha hecho un relevamiento del estado de los perros en los centros invernales, o sea que hay un mayor control de los distintos organismos del estado para que esto no se repita”, consideró.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *