Deportes

Hubo exámenes y seminarios en la escuela Seong Jang

Dos intensas jornadas tuvo la semana pasada la escuela Seong Jang de esta ciudad, con un turno de exámenes y cuatro seminarios, declarados de interés municipal por el intendente Gustavo Melella.

PARTICIPANTES. Una treintena de personas tomaron parte en los seminarios sabatinos.

RIO GRANDE.- Dos intensas jornadas tuvo la semana pasada la escuela Seong Jang de esta ciudad, con un turno de exámenes y cuatro seminarios -declarados de interés municipal por el intendente Gustavo Melella-, bajo la coordinación del Maestro Khan Pablo Debogorski, 8º Dan de Sipalki Do, fundador y director de la escuela de sable coreano, y además Maestro de kung-sul (arquería coereana) y de kum-do (esgrima coreana), quien arribó desde Buenos Aires.

La primera actividad tuvo lugar el sábado 12, en el dojo ubicado en el barrio Arraigo Sur, donde imparte clases el profesor mayor Jorge Alberto Burgos, 4º Dan de Sipalki Do, director de la escuela Seong Jang, 1º Dan de gum-ki-do y de kum-do, y profesor mayor de kung sul.

“Tomanos exámenes de sipalki a infantiles y adultos, después de gum-ki-do (sable coreano) y terminamos con kung sul (arquería). Hubo tres personas para instructores, en la categoría rojo, ya tienen la venia para enseñar o bien para ayudar al Maestro Beto Burgos, es un gran paso para la disciplina en Río Grande”, apuntó el visitante.

En el CDM

“Hoy estamos en un espacio más adecuado para los seminarios, son cuatro: sipalki, gum-ki-do (sable), kum-do (esgrima coreana) y kung sul (arquería). Hay entusiasmo para las cuatro disciplinas, están desarrolladas con toda la técnica para que lo puedan hacer los chicos y los grandes”, detalló Debogorski, el sábado 8, en el Centro Deportivo Municipal “Reverendo Padre José Forgacs”.

“En las cuatro disciplinas hay parte práctica, un poco de teórico, y mucho más de práctica. No hacemos la parte competitiva, la competencia es superarse a uno mismo, trabajar en la parte interna, de cada persona, en la vida, vivir lo mejor posible. Hay gente que hace torneos, y se la respeta. En nuestro caso es otro nivel de competencia, para uno mismo”, amplió nuestro entrevistado.

Estelar

“En mayo o junio de cada año hacemos un evento en Buenos Aires, para las cuatro disciplinas. Se convoca a todas las Escuelas, el último, que hicimos hace tres meses, fue totalmente exitoso, con muchos practicantes y público. Hicimos combates, con armas especiales, de goma, cubrimos con reja el cabezal, y se combate a mano vacía, es una lucha libre, con muy poco reglamento, para que se pueda trabajar de una manera muy real el combate”.

Sin límites

“Tienen una duración de entre 30 y 40 segundos, no hay especulación alguna, no hay puntaje. Se arma un círculo, que denominamos de la soga. Prácticamente no hay límites, puede combatir un mujer con un hombre, un chico con un grande, sin importar el peso. Así se asemeja a lo real que sería un combate. Hay dos árbitros, siempre digo que el combate tiene que ser fuerte, pero no agresivo, debe haber respeto, y por supuesto un control de ambas partes. No existe un ganador, todos los participantes se llevan una medalla. Algunos tienen una capacidad importante en cuanto a la destreza, porque son jóvenes. Y otros, ya con 60 ó 70 años, que también lo hacen”.

“Se utilizan guantines de mano y pie, con dedos sobresalidos. Hay lucha de arriba, a distancia; y de abajo, en el cuerpo a cuerpo. Hay técnicas, una exhibición de arquería; con el sable se realizan cortes. El evento siempre lo hacemos en recintos grandes, el más cercano fue en el Ateneo Popular de Versailles (APV), antes lo hicimos en Velez Sarsfield, alguna vez en teatros, en el Paseo La Plaza, en GEBA (Gimnasia y Esgrima Buenos Aires)”.

En movimiento

Tras visitar Río Grande en agosto de 2017, Debogorski viajó dos veces a Europa: “en septiembre de ese año dicté un Seminario en Bolonia (Italia) y en Lanzarote (España). Mientras que en enero y febrero de 2018 regresé a aquella ciudad italiana y a todas las localidades de Ferrara, donde existe una importante organización de artes marciales, que incluye al karate y al jiu jitsu, ahí me contrataron para hacer la parte de Defensa Personal, este año regreso allí”.

Un 80% de lo que dicta en Italia es sipalki, aunque practican también un poco de sable y de arquería.

“El 29 de este mes voy a San Martín de los Andes, allí está el maestro Emanuel Villavicencio. Luego tengo un viaje a Italia (a Ferrara y Potenza, está última en el sur de la península, donde hay un profesor que me invitó) y España (Lanzarote, en las islas Canarias), retorno a Buenos Aires, y en noviembre nuevamente estaré en Tierra del Fuego, en este caso, en Ushuaia, hoy también tenemos gente de esa procedencia, a cargo de Juan Carlos Montoya”.

Graduación

“Sigo siendo VIII Dan, ese tema se decide en Corea, mi última graduación fue allí, por segunda vez, en 2012. Yo soy Director de esta organización, hace 44 años que practico sipalki, y más de 30 que estoy dedicado a la enseñanza. En total contamos con 22 Escuelas en el país, ahora se va a agregar una en Italia, con quien ya tenemos vínculos para lo ue va a ser la enseñanza. En Espala está mi hijo, Ian Debogorski, hace 6 meses que se radicó en Lanzarote, también dedicado a la enseñanza del sipalki. De a poquito nos vamos expandiendo, hay mucho por aparecer todavía, veremos cómo seguiremos después de un nuevo viaje a Corea, calculo que en 2019 ó 2020. La idea es ir con gente de aquí y de otras provincias, a España o Italia, y luego sí a Corea”, concluyó el Maestro Khan.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *