Policiales

Piden penas de entre 12 y 15 años de prisión para el hombre que atacó a martillazos a su pareja

La fiscalía pidió 12 años y la querella representando a la víctima por la Defensoría Municipal, 16 años. La defensa luego requirió la nulidad de ambos pedidos, e incluso marcó un exceso legal en la solicitud de la querella, que retractó el pedido a 15 años. El jueves habrá veredicto.

La salida de las partes tras los alegatos, con la víctima aguardando novedades en los pasillos de tribunales.

RIO GRANDE.- El viernes se desarrollaron los alegatos en el juicio oral y público a Fernando Quipildor, acusado del brutal ataque a martillazos a su pareja en la pasada Navidad, hecho por el cual le dejó secuelas faciales permanentes.

Escuchados todos los testimonios, el fiscal Pablo Candela alegó reclamando 12 años de prisión para este sujeto al considerar que cometió el delito de “lesiones graves y coacción agravada”, en relación a las amenazas que profirió luego a la mujer sobre que “la perseguiría toda la vida”.

El fiscal explicó “entiendo que no hay tentativa de homicidio por el artículo 43 del Código Penal que entiende no configura cuando el autor desiste voluntariamente del ataque, y esto fue lo que pasó”, dijo en relación a lo que relató la propia víctima.

Cabe recordar que la víctima incluso manifestó que “mi vida quedó en la decisión de él”.

Más allá de esto desde la Defensoría Municipal, las Dras. Villarroel y Ortíz, alegaron reclamando una pena de 16 años de prisión por “tentativa de homicidio triplemente calificada”.

Las abogadas consideraron como agravantes; el vínculo con la víctima, la alevosía en el ataque y el hecho cometido en el marco de Violencia de Género.

Defensa pidió nulidades

Finalmente alegó la defensa oficial representada por el Dr. Mariano Sardi, quien sostuvo la nulidad de los alegatos de las dos partes acusadoras.

En relación al alegato de la fiscalía, Sardi planteó que ingresó agravantes que no los manifestó en el requerimiento, “de los que nunca supimos que nos teníamos que defender”.

Asimismo cuestionó el alegato de la Defensoría Municipal como querellante, “hablaron de que de haberse consumado el hecho se estaba en presencia de un delito de prisión perpetua, y pidieron 16 años de prisión, cuando el artículo 44 del Código Penal establece que se deben manejar en una escala de 10 a 15 años”.

Tras esto el Tribunal conminó a la parte a reconsiderar el pedido, solicitando finalmente la Defensoría Municipal una pena de 15 años para Quipildor, en lugar de 16.

El jueves de la semana próxima el tribunal resolverá un veredicto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *