Policiales

Brasileños que cometieron estafas con tarjetas clonadas quedaron libres ayer y uno se fugó

Fueron interceptados en un restaurante céntrico de la capital fueguina luego de pagar con tarjetas de créditos clonadas. Tenían en su poder innumerable cantidad de plásticos de distintos bancos. También fueron allanados los hoteles en donde estaban alojados y donde se encontraron cupones de sobrevuelo en helicópteros por 14 mil pesos y la compra de un reloj de alta gama valuado en 250 mil pesos. Tras los procedimientos fueron liberados por la justicia y uno de los maleantes logró fugarse a Buenos Aires donde finalmente fue apresado. Los tres restantes serán indagados hoy.

Los elementos secuestrados por la Policía, en poder de los ciudadanos brasileños.

USHUAIA.- Cuatro ciudadanos de nacionalidad brasilera fueron demorados a la salida de un restaurante céntrico de ésta ciudad, por haber cometidos estafas en distintos comercios pagando con tarjetas de crédito y débito, con información “clonada”, están siendo investigados penalmente. Lo curioso fue que tras los procedimientos y tras haberse constatado ya durante la madrugada del lunes la autoría de los hechos, ya que se le encontraron comprobantes y hasta un reloj de 250 mil pesos que habían pagado con los medios electrónicos adulterados, desde la justicia ordenaron que fueran notificados de derechos y garantías y que quedaran en libertad.

El raid de los estafadores fue detectado el domingo alrededor de las 20:30 cuando uno de los dueños del local Villagio, había recibido el día anterior un llamado telefónico de una persona de Buenos Aires que le advertía que habían usado su tarjeta de débito en dicho restaurante pero que el plástico estaba en su poder.

Dichos sujetos habían hecho una consumición el viernes 5 de octubre y habían gastado $4.800 (pesos), donde habían comido centolla y vinos de alta gama. Muy hábilmente el propietario del comercio revisó sus cámaras de seguridad y guardó imágenes de los turistas.

Justamente durante la tarde noche del domingo llegaron nuevamente y se sentaron los dos brasileños con dos cómplices más. Comenzaron nuevamente a consumir, por lo que el dueño del comercio llamó a la policía.

Los uniformados esperaron que terminaran de comer y pagaran y al salir a la vereda fueron interceptados en San Martín 326. Se les efectuó una requisa y se le encontraron decenas de tarjetas de crédito y débito clonadas. Inmediatamente se solicitó comunicación con el Juzgado de Instrucción de turno y se ordenaron allanamientos en dos hoteles de Ushuaia en donde estaban alojados.

Se le encontraron cupones por viajes en helicóptero de sobre vuelo por la capital fueguina. El monto pagado fue de $14.000 pesos. Había dos cupones de pago por dicho monto. También se detectó que compraron un reloj de alta gama por $250.000, una compra inusitada si se tiene en cuenta que varias tiendas de ropa habían efectuado compras de camperas y calzados por montos un tanto menor.

Notificación y fuga

Ya avanzada la madrugada los efectivos de la Comisaría Primera pidieron directivas al juzgado penal y desde el Juzgado de la doctora María Cristina Barrionuevo se dispuso que fueran notificados de derechos y garantía, con prohibición de salida de la provincia.

Lo cierto fue que durante la mañana de ayer, uno de los brasileños logró abordar un vuelo y se fugó a Buenos Aires. La Policía tuvo que activar los mecanismos para detectar al brasileño fugado, el cual finalmente fue detenido ayer por la tarde en Capital Federal.

Por otra parte, ayer mismo y tomando nota de la situación, la jueza Barrionuevo ordenó la detención de los tres que habían quedado en Ushuaia, y ordenó que una comitiva policial fueguina viaje a Buenos Aires para que hoy mismo traigan al prófugo nuevamente a Tierra del Fuego.

Los restantes serán indagados hoy por la magistrada y habrá que ver si quedan detenidos por riesgo procesal tras el acto de toma de declaración indagatoria.

SEGURIDAD

En gacetilla oficial de prensa, el secretario de Estado de Seguridad Javier Eposto destacó “el trabajo conjunto de las fuerzas y la celeridad con la que se trabajó a partir de la información recibida desde Buenos Aires. Esta banda conformada por ciudadanos brasileños estaban empezando a cometer una serie de delitos, comprando en las tiendas de la ciudad con tarjetas clonadas. Cuando se los detuvo, en el allanamiento se secuestraron relojes, perfumes, prendas de vestir y tickets de compras realizadas por altos valores económicos. Es muy importante haber desbaratado esta banda, ya que eso también alerta a los delincuentes para que sepan que en la provincia se trabaja de forma rápida y no vamos a permitir este tipo de ilícitos. El monto total de los delitos cometidos es muy alto. Los relojes secuestrados tienen un valor de entre $300.000 y $400.000 cada uno”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *