Policiales

Jesús Núñez imputó a dos personas más en el brutal ataque del que resultó víctima en enero de este año

La víctima sufrió una seria lesión en la cabeza, de la que aún le quedan secuelas. Al brindar su declaración ante el Tribunal dijo que fueron más de tres las personas que lo atacaron. Sin embargo, la tarea de la Fiscalía sólo se concentró en tres acusados que están siendo juzgados.

La víctima del hecho identificó a dos personas más, además de los tres acusados que fueron llevados a juici

RIO GRANDE.- A lo largo de la jornada de ayer el Tribunal de Juicio Oral comenzó a receptar testimoniales en el proceso que se le sigue a Federico Sebastián Arrúa de 31 años, Jorge Andrés Insfrán de 19 y Lorena Anahí Martínez de 25 años; todos acusados por el delito de tentativa de homicidio, lesiones y daños contra la familia Núñez, en un violento ataque perpetrado el 7 de enero.

Después de que el imputado Arrúa solicitara ampliación de indagatoria para brindar una versión en la que intentó exculpar a sus compañeros de causa, declaró la víctima, Jesús Núñez, el hombre que junto a su hijo sufrieron la brutal agresión.

En su testimonio Núñez señaló que fue agredido por un grupo de cinco personas, entre las que marcó a los tres imputados, e incluso identificó como Gastón Quiróz y María Martínez –hermana de la imputada-, a los dos restantes integrantes de la banda que se llegó hasta la vivienda de esta familia para agredirla.

Lo sorprendente es que en todos estos meses el hombre no había vuelto a ser consultado al respecto de este dato del que tomó conocimiento semanas después de la agresión, una vez recuperada el alta.

Sobre el hecho, Núñez aseguró que el imputado Insfrán tuvo una tonta discusión con su hijo el día anterior, y que esa madrugada al pasar por un kiosco se cruzó con el acusado, quien lo señalaba desde un auto con el imputado Arrúa.

Media hora después irrumpieron en su vivienda todo el grupo, al grito de “los vamos a matar a todos”, oportunidad en la que señaló que Arrúa lo agredió de un piedrazo en la cabeza, a la vez que portaba un cuchillo en su contra.

Esto le valió una fractura de cráneo que lo dejó tres días internados y con secuelas de salud al día de la fecha.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *