Política

Aprobaron el presupuesto 2019

Solo tres concejales se hicieron presentes en la sesión y aprobaron la herramienta financiera de la ciudad para el próximo año. Raúl von der Thusen y Laura Colazo se ausentaron y aseguraron no estar dispuestos a convalidar la sesión que consideraron “escandalosa” y “cargada de violencia política”.

Rossi, González y Mora en sus bancas, previo al inicio de la sesión especial.

RIO GRANDE.- En sesión especial, el Concejo Deliberante aprobó con solo tres concejales sentados en sus bancas, el Presupuesto 2019 y dio por cerrada la discusión del proyecto que contempla recursos por algo más de 3.800 millones de pesos para el próximo año.
La sesión, que durante varios tramos de la tarde de ayer estuvo a punto de no realizarse, solo tuvo sentados en sus bancas a Verónica González -a cargo de la presidencia del cuerpo-, Paulino Rossi y Miriam ‘Lali’ Mora.
En contrapartida, los ediles que aprobaron el congelamiento impositivo no se hicieron presentes: Alejandro Nogar por encontrarse fuera de la ciudad; Eugenia Duré por estar a cargo del Municipio ante la ausencia del intendente Gustavo Melella; Raúl von der Thusen y Laura Colazo por considerar que no estaban dadas las condiciones para sesionar.
La sesión pautada para las 17 comenzó pasadas las 18 dado que estuvo en duda su realización. Durante gran parte de la tarde de ayer circularon todo tipo de rumores y acusaciones cruzadas que pusieron en duda la realización del encuentro legislativo.
Finalmente, pasadas las 18 fueron González, Rossi y Mora los que se ubicaron en sus bancas y procedieron a darle aprobación al Presupuesto 2019 al que se le agregó en una de sus cláusulas el tope del 24 % de suba de impuestos para el próximo año.

Quejas de la oposición
En las redes sociales, Raúl von der Thusen aseguró que “tres concejales quieren aprobar el presupuesto municipal con gastos superfluos y aprobar un impuestazo para los riograndenses”.
“Yo no voy a ser cómplice de ese ajuste para los vecinos. No se puede participar en una sesión donde se votan cosas en contra del pueblo. No es que no voy porque no quiero trabajar. No voy porque no quiero ser cómplice de este grupo de irresponsables que luego hablan de los derechos del pueblo y de los trabajadores”, reprochó.
Asimismo, cerró su diatriba con un reclamo a Gustavo Melella: “Sr. Intendente, regrese a la ciudad y hágase cargo de la situación. ¿Va a vetar o promulgar el congelamiento de impuestos que aprobamos?”.
Por su parte, Laura Colazo -que durante la mañana había confirmado su participación en la sesión- también desistió de participar y aseguró que “repudio la sesión escandalosa. Es una vergüenza institucional. Lamento que los concejales Rossi, González y Mora sean funcionales al intendente que quiere imponer un tarifazo de 24 %”.
“Bajo ningún punto de vista voy a consentir este atropello institucional que se da a espaldas de los vecinos y que no respeta lo que votamos cuatro concejales en la última sesión donde le dijimos ‘no al tarifazo’”, aseveró.
Asimismo, reiteró: “Repudio absolutamente la falta de respeto y la violencia política contra la concejal Eugenia Duré. Hago responsable al intendente Gustavo Melella de esta situación tan grave”.
“No asistí a la sesión de hoy (por ayer) porque nunca voy a convalidar un acto que está teñido de violencia política. Todo lo votado debería ser nulo porque la concejal Verónica González debería estar a cargo de la intendencia y no sesionando”.

El presupuesto tiene una cláusula para que el aumento de impuestos no supere el 24%


En efecto, Colazo hizo referencia al pedido de ausentarse de la ciudad que firmó la concejal Eugenia Duré, en ese momento a cargo de la intendencia, el cual fue rechazado por encontrarse justamente en la ciudad. Ese planteo fue el que le permitió al grupo minoritario llevar adelante la sesión presidida por Verónica González.

Oficialismo y mentiras
A su turno, la concejal Miriam Mora hizo uso de la palabra y allí cuestionó que “hay cuatro concejales que decidieron irse de la ciudad a la misma hora. Les debe haber ocurrido algo a todos a la misma hora, porque decidieron no venir a la sesión. Mucho menos presentaron algún proyecto con el cual decirle al Municipio dónde debían recortar fondos para ahorrar”.
“Estamos ante un Municipio que está ordenando, que es transparente, que fue nominado a premios nacionales por cumplir con todo y por estar ordenado. Nos acusan de concejales melellistas y la verdad, yo soy oficialista de una gestión y no de un nombre propio. Soy oficialista de una gestión ordenada en beneficio de los vecinos”, aclaró.
Asimismo, Mora reprochó que “todo el tiempo vemos mentiras, se dijo que queríamos hacer desaparecer el servicio de remis. Una gran mentira. Todo el tiempo mienten y este fue otro intento de dañar, de perjudicar a la ciudad y de desfinanciar a una gestión”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *