Actualidad

Producción fueguina: la más baja en 10 años

Lo confirmaron desde AFARTE; “no hay ningún indicador alentador”, aseguraron.  Prevén producir 7,5 millones de celulares, por debajo de la cifra del año pasado.

 

RIO GRANDE.- Las empresas emplazadas en Tierra del Fuego, que producen dispositivos de marcas propias y también para las principales compañías de tecnología del mundo, vienen de cerrar un 2018 para el olvido.

En una de las últimas reuniones plenarias que mantuvieron estas firmas nucleadas en AFARTE, trazaron las proyecciones con las que están comenzando a operar este año. Y las perspectivas son mucho peores de lo que se preveía.

“Estamos ante un 2019 que se plantea como muy difícil. Y más allá de las lógicas ganas que tengamos de ver que se dinamizará un poco el consumo, no tenemos a mano ningún indicador que hoy nos esté mostrando que sea algo que vaya a ocurrir. Todo lo contrario”, planteó Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE.

En el caso de celulares, que es el producto que mueve el mayor volumen, las marcas de tecnología prevén producir un total de 7,5 millones de unidades a lo largo del año. Cabe destacar que en 2018 se llegaron a producir 8 millones de dispositivos. Es decir que la meta que trazaron apunta a que el sector sufrirá una caída de medio millón de unidades.

Sin embargo, para ponerlo en perspectiva, en 2012, cuando se alcanzó el pico de demanda, de las líneas de producción de Ushuaia y Río Grande habían salido 13,9 millones de teléfonos. Esto implica que las empresas estarán trabajando este año con un nivel que se ubicaría casi 50% por debajo de ese récord.

No solo eso: de concretarse las 7,5 millones de unidades, será el peor registro en casi una década, dado que habría que retroceder hasta 2010 para observar una marca más baja.

 

 

La fabricación de celulares llegará a uno de los puntos más bajos de los últimos años.