Archivos de notas con la etiqueta Internacionales

18Jul/18

LeBron le dijo no a la selección

LeBron James no formará parte de la convocatoria, mientras que Durant si lo hará.

BOSTON (AFP).- La USA Basketball tiene programado reunir a sus jugadores en Las Vegas el próximo 25 de julio. El ‘stage’, de dos días de duración, tiene su importancia, pues es el primero de esta etapa con el nuevo seleccionador, Gregg Popovich, y el primero también con jugadores de la NBA desde los pasados Juegos de Río.

Pero no todos van a acudir. De la amplia y potente lista que maneja la federación estadounidense para conformar su equipo del Mundial 2019 y de los Juegos 2020, ya hay bajas para este mini camp, y algunas preocupan más que otras.

LeBron James, por ejemplo, ha dicho ‘no’ a la invitación porque quiere descansar. También Stephen Curry se lo perderá porque dice que quiere pasar más tiempo con su familia. La diferencia entre las dos estrellas es que la negativa del nuevo jugador de los Lakers ya ha sembrado el pánico sobre la posibilidad de que renuncie a jugar el Mundial. A sus 33 años, LeBron se dosifica más que nunca y eso podría impedir la posibilidad de verle el próximo año con el Dream Team.

James fue uno de los 35 nombres incluidos en el grupo de jugadores que el equipo nacional masculino de baloncesto de Estados Unidos dio a conocer en abril, del cual se seleccionará un roster de 12 jugadores para la Copa Mundial 2019 en China y los Juegos Olímpicos 2020 en Tokio.

Entre los que ya han confirmado su asistencia está el reciente MVP de las Finales, Kevin Durant, para alivio de la USA Basketball. Durant puede actuar de excelente reclamo para otros jugadores y confiere mucha seriedad a la cita de Las Vegas.

El que podría acudir también es Kawhi Leonard. Mientras se perfila su futuro en la Liga, el todavía jugador de los Spurs se plantea seriamente acudir al mini camp, en parte para exhibir que su lesión está totalmente olvidada, de cara a posibles ofertas de traspaso. Leonard, si acude, se encontrará con su entrenador en San Antonio, Gregg Popovich, al frente del Dream Team por primera vez.

 

17Jul/18

Los campeones fueron recibidos por una multitud de gente

Los jugadores franceses son todo alegría. El seleccionado galo sumó su segundo título en su historia.

PARIS (AFPP).- La selección francesa de fútbol desfiló por los Campos Elíseos de París ayer, en un verdadero carnaval del que participaron cientos de miles de fanáticos que festejaban el título mundial obtenido el domingo en Moscú.

Mientras el autobús descubierto de dos pisos avanzaba lentamente hacia el Palacio del Elíseo, sede de la `presidencia francesa, la escuadrilla acrobática de la fuerza aérea sobrevoló la emblemática avenida parisina formando con sus fumígenos la bandera tricolor roja, blanca y azul.El avión que transporto de regresó a la selección francesa aterrizó en el aeropuerto Charles de Gaulle, al norte de París, poco antes de las 12 hora argentina.

Allí los carros de bomberos del aeropuerto formaron un arco de agua de homenaje bajo el cual pasó lentamente el avión hasta el punto de detención.

El capitán Hugo Lloris, con el trofeo en la mano, y el seleccionador Didier Deschamps salieron los primeros del avión.

Fueron recibidos por la ministra de Deportes, Laura Flessel, mientras el personal del aeropuerto cantaba “Merci les Bleus” (Gracias, Bleus).

A partir de esta llegada empezaba una agenda cargada para el equipo campeón del mundo.

En un autobús decorado con dos estrellas y con la mención “Campeón del mundo” se dirigieron hacia los Campos Elíseos.

Allí, cerca del Arco del Triunfo, transbordaron en el autobús descubierto con el cual recorrieron la emblemática avenida tal como hicieron hace 20 años, el 13 de julio de 1998, los Bleus campeones del Mundial organizado por Francia.

Ayer, una multitud con los colores nacionales, azul- blanco-rojo, se reunía de nuevo en el lugar, en un día soleado y caluroso.

“Estamos muy orgullosos de este equipo, ¡son nuestros jugadores!”, se entusiasmaba Priscilla Lagneux, que había llegado al lugar con amigos unas horas antes. “Teníamos que verles y la Copa también”, explica esta mujer de 28 años, que esperaba poder ver de cerca a su jugador favorito, Paul Pogba.

“Tenemos una Francia preciosa. Todo el mundo está contento, todo el mundo es estupendo”, celebraba Anna, de 16 años. “Mi padre me ha cansado tanto con el 98… ¡ahora puedo vivir yo esto!”, sonríe.

Legión de Honor

Después del desfile, los Bleus serán recibidos por el presidente Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo, donde varios jóvenes estaban invitados a presenciar la recepción oficial, antes de que los jugadores se dirijan al Hotel Crillon, en la plaza de la Concordia, para continuar la fiesta.

Macron y su esposa Brigitte, presentes en el palco del estadio Luzhniki en Moscú el domingo, ya pudieron felicitar a los jugadores en el vestuario.

Desde el mismo Elíseo se anunció este lunes que los jugadores serán condecorados, en una fecha a determinar, con la Legión de Honor por los servicios prestados al país, como ya ocurrió con los integrantes de la selección que ganó el Mundial en 1998.

Con su título en Rusia, el equipo, una mezcla de juventud y experiencia en los grandes torneos, demostró que ha superado su derrota en la final de la Eurocopa de 2016 en París.

“Hemos hecho algo increíble, entramos en la historia”, dijo el domingo Antoine Griezmann, autor del segundo gol francés en la final ganada a los croatas.

Uno de los jugadores más esperados en París, además de Grizou, era sin duda Kylian Mbappé, quien a sus 19 años puede presumir ya de ser campeón del mundo y que acabó Rusia-2018 con cuatro tantos. Se convirtió en el segundo goleador más joven en marcar en una final del Mundial después de Pelé, que tocó el cielo del torneo en 1958.

Lejos de París, Zagreb era escenario de otra gran celebración popular, la de 100.000 croatas según la prensa local, que acudieron al recibimiento de la selección subcampeona del mundo, que logró la mayor hazaña del fútbol de ese país.

Pero la fiesta en París era todavía más plena: era la celebración de los campeones del mundo.

 

16Jul/18

Francia ganó su segundo Mundial al derrotar a Croacia


Toda la algarabía del seleccionado francés tras coronarse Campeón del Mundo en Rusia 2018. (Foto AFP).

MOSCU (AFP).- Francia se colgó la segunda estrella en su camiseta tras imponerse ayer en la final mundialista a Croacia por 4-2, gracias a la férrea defensa y a la velocidad en los contragolpes que han sido la marca de la casa de los Bleus en un torneo que echó el telón en el Estadio Luzniki de Moscú.

Los Bleus se impusieron con los goles de Mario Mandzukic (18, autogol), Antoine Griezmann (38, penal), Paul Pogba (59) y Kylian Mbappé (65).

Los ajedrezados balcánicos habían logrado el empate parcial con Ivan Perisic (28) y Mandzukic (69) logró el descuento.

Dos décadas después de que Didier Deschamps levantara la Copa del Mundo como capitán de los Bleus en casa, el ahora seleccionador iguala con el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer como los únicos en haber sido campeones del mundo como jugador y técnico.

Ambos equipos repitieron sus onces de gala, con los que habían superado las semifinales, pero los croatas llevaban jugados 90 minutos más, todo un partido, tras ir a la prórroga en las tres eliminatorias.

El encuentro comenzó con el guion previsto: Francia cedió la iniciativa a los croatas y se parapetó delante de su arquero Hugo Lloris esperando su momento, aunque con algún susto debido a los nervios, como sendas pelotas que perdieron Benjamin Pavard (3) y N´Golo Kanté (11).

Luka Modric e Ivan Rakitic dirigían las acometidas croatas, buscando casi siempre el costado izquierdo, por donde Ivan Perisic llevaba casi todo el peligro de los balcánicos, como un centro que despejó Raphaël Varane antes de que rematase Mandzukic (15).

Tras el primer cuarto de hora, los Bleus se sacudieron un poco el dominio, Kylian Mbappé apareció con una de sus cabalgadas por la derecha y Antoine Griezmann forzó una falta escorada a la derecha, desde la misma posición que sirvió a Varane para abrir el marcador contra Uruguay en cuartos (2-0).

El 7 pateó al punto de penal y Mandzukic desvió lo justo con la coronilla para enviar la pelota a la red, en el primer tanto en contra en una final mundialista en toda la historia (18).

Otra vez, como contra Dinamarca en octavos, Rusia en cuartos e Inglaterra en semifinales, los croatas comenzaban por debajo en el marcador, pero si una cosa demostró el equipo de Zlatko Dalic fue espíritu de superación y una fe inquebrantable, y Perisic igualó el marcador con un zurdazo desde la frontal (28).

En el Mundial del VAR, que había perdido protagonismo en la segunda fase, el videoarbitraje se autoinvitó a la final, en una mano de Perisic que el árbitro argentino Néstor Pitana, tras consultar la repetición, acordó una pena máxima que transformó Griezmann en el 2-1 (38) con el que se llegó al descanso.

En la segunda parte el partido se abrió y, asistido por Rakitic, Ante Rebic pudo empatar en el 48, pero su disparo lo envió a córner Hugo Lloris.

Los Bleus respondieron con una cabalgada por la derecha de Mbappé, que ganó en velocidad a Demagoj Vida, pero estrelló el remate en los pies de Subasic en el mano a mano con el portero croata (52).

Y Francia sentenció en otra jugada por la derecha de Mbappé, que llegó a la línea de fondo, cedió a Griezmann y éste a Pogba, que disparó colocado y dejó como una estatua a Subasic (59).

Ese gol apagó el fuego de los Vatreni, tanto de los jugadores como de los aficionados croatas, mayoritarios en el Luzhniki y cuyos sueños de título se esfumaron definitivamente cuando Mbappé envió de nuevo el balón a la red en un disparo lejano que sorprendió al arquero del Mónaco (65).

Demasiado castigo para una Croacia que, junto a Bélgica, propuso el juego más atractivo del campeonato y que no se rindió nunca, a imagen del segundo gol croata, un balón manso a Hugo Lloris que peleó Mandzukic hasta aprovechar el fallo del portero y empujar la pelota al fondo del arco francés (69).

Francia, que había perdido la final de la Eurocopa-2016 en casa, contra Portugal en la prórroga, añade una segunda estrella a su camiseta. Y dada la juventud de su plantel, puede tener unos años de dominio en el planeta fútbol.

Lo hace, además con un fútbol que recuerda al Atlético de Madrid de Diego Cholo Simeone, y no solo por los tres colchoneros en la final (los franceses Griezmann y Lucas Hernández y el croata Sime Vrsaljko), sino por la férrea defensa de los Bleus, su velocidad a la contra y su poder en el juego aéreo.

MUNDIAL – PREMIOS

Luka Modric, sucesor de Messi como mejor jugador

MOSCU (AFP).- El centrocampista croata Luka Modric fue elegido como el mejor jugador del Mundial de Rusia 2018, pese a que su selección cayó en la final ante Francia por 4-2.

El cerebro del Real Madrid lideró a Croacia a su primera final mundialista, un hito histórico para un país de poco más de cuatro millones de habitantes y que ganó su independencia hace solo dos décadas.

Formando pareja en el centro del campo con Ivan Rakitic, Modric cargó con el peso ofensivo de un equipo que, junto a Bélgica, ofreció en Rusia el mejor fútbol que se vio en el Mundial.

También quedará para la historia el gol de disparo potente desde fuera del área que anotó contra Argentina en la primera fase, un partido que acabó con los sudamericanos goleados por 3-0.

El resto de galardonados fue el siguiente: el máximo goleador fue el inglés Harry Kane (6 tantos), el mejor portero el belga Thibaut Courtois y el francés Kylian Mbappé logró el premio al mejor jugador joven.

A sus 19 años, Mbappé se ha convertido en la gran atracción del torneo, que lo consagró con dos goles y una actuación estelar frente a Argentina en octavos y con un tanto en la final, para sellar la victoria de los Bleus por 4-2. También había dado el triunfo a los suyos en la primera fase ante Perú (1-0).

Por su parte, tanto Courtois como Kane fueron dos piezas clave en que sus respectivas selecciones alcanzasen las semifinales.

 

16Jul/18

Djokovic lo hizo otra vez

Djokovic besa la Copa de Wimbledon, volvió después de dos años. (Foto AFP).

WIMBLEDON, REINO UNIDO (AFP).- El tenista serbio Novak Djokovic venció ayer al sudafricano Kevin Anderson por 6-2, 6-2 y 7-6 (7/3) y conquistó su cuarto título en Wimbledon, primero del Grand Slam en dos años.

El serbio remató con un ace un partido en el que su rival apenas plantó cara en las dos primeras mangas, pero que en la tercera desperdició cinco bolas de set que le hubieran permitido alargar la final.

A los 31 años, Djokovic no había disputado una final de un torneo del Grand Slam desde 2016, temporada en la que se anotó el Abierto de Australia y Roland Garros, y su último título se remontaba a Eastbourne, el 1 de julio de 2017.

“No hay mejor sitio en el mundo para volver, este es un lugar sagrado para el tenis”, dijo un emocionado Djokovic al recoger la copa.

Con su victoria, Djokovic conquista su 13º torneo del Grand Slam, siendo el cuarto tenista con más grandes detrás de Federer (20), Nadal (17), y Sampras (14).

Era la primera vez desde que jugó la final contra Jo-Wilfred Tsonga en el Abierto de Australia de 2008, que Djokovic no se medía en la final a uno de los sospechosos habituales: Roger Federer, Rafael Nadal, Andy Murray o Stan Wawrinka.

Además, Djokovic es un jugador afortunado sobre la hierba londinense, donde solo ha perdido una de las cinco finales que ha disputado, la de 2013 ante el británico Andy Murray.

En cambio, salió victorioso de las que disputó ante el español Rafael Nadal (2011), las dos ante el suizo Roger Federer (2014 y 2015) y la de este domingo (en contraste, Nadal ha necesitado disputar cinco para ganar sus dos títulos).

Djokovic le rompió el servició a Anderson en el primer juego del partido, algo totalmente inesperado dada la fama que precedía al sudafricano, que anotó 49 aces en la maratoniana semifinal.

El primer ace del sudafricano llegó mucho más tarde que su primera doble falta, y en la primera manga el serbio le rompió dos veces el servicio para anotárselo 6-2.

Entre el cansancio y su altura -2,03 m, el finalista más alto de la historia de Wimbledon-, a Anderson le costaba responder a los golpes rasos de Djokovic, que insistió en este recurso.

Poco más necesitaba el serbio, que se anotó la primera manga en media hora con un par de golpes ganadores, un ace y 10 errores no forzados de su rival, fue el principio del fin.

 

15Jul/18

Angelique Kerber, la nueva reina

La felicidad de la alemana Kerber contrasta con la frustración de Serena Williams. (AFP).

WIMBLEDON, REINO UNIDO (AFP).- La tenista alemana Angelique Kerber venció ayer a la estadounidense Serena Williams por 6-3 y 6-3 en poco más de una hora y conquistó su primer torneo de Wimbledon.

La victoria de la alemana evitó que Williams conquistara a los 36 años su octavo torneo de Wimbledon, tras su parto complicado hace 11 meses, e igualara así a la australiana Margarite Court como la jugadora con más torneos del Grand Slam, 24.

La antigua número 1 mundial, actual 181ª de la WTA, se vio totalmente desbordada por la alemana de 30 años, décima en el ránking mundial.

Kerber, cuyos dos únicos títulos del Grand Slam eran los Abiertos de Australia y de Estados Unidos de 2016, controló muy bien el partido desde el principio, neutralizando la mejor arma de Serena, el servicio, que llegó a romper en cuatro ocasiones, por solo una su rival.

La determinación y seguridad de la alemana estropearon el guión del público, al que se le veía con ganas de asistir a un hito en la historia del tenis, y aunque intentó que Serena se metiera en el partido y hubiera un tercer set, la alemana lo impidió.

“Es un sueño hecho realidad”, dijo al borde del llanto Kerber, que había perdido la final de 2016 precisamente ante Serena.

Tras perder el número 1 ante Kerber en 2016, a principios de 2017 Serena recuperó el trono en Australia al lograr su 23º título mayor, cuando ya estaba embarazada. Fue su último torneo antes de dar a luz en septiembre a Olympia en un parto en el que su vida corrió peligro, según explicó meses más tarde.

Djokovic batió a Nadal

El tenista serbio Novak Djokovic batió al español Rafael Nadal en un vibrante partido por 6-4, 3-6, 7-6 (11/9), 3-6 y 10-8 y buscará su cuarto título en Wimbledon en su primera final desde 2015.

En un partido magnífico de 5 horas y cuarto, que se disputó en dos días, el serbio de 31 años venció y se medirá en la final de hoy al sudafricano Kevin Anderson.

Nadal, en cambio, número uno mundial, perdió a los 32 años la oportunidad de disputar su sexta final del torneo y optar a un tercer título, además de igualar a Bjorn Borg como el único tenista de la historia en hacer tres dobletes Roland Garros- Wimbledon.

El partido Nadal-Djokovic se suspendió el viernes cuando el serbio acababa de anotarse su segundo set (2-1).

Nada parecía haber cambiado en la reanudación, para bien del mejor partido que se ha visto en esta edición, con permiso del Nadal-Del Potro.

El encuentro estuvo a la altura de la rivalidad: ambos han jugado en 52 ocasiones -el cartel más repetido en la era profesional-, con 27 victorias del serbio y 25 del español.

Los puntos se vendieron caros, costaban muchos golpes a una velocidad endiablada y las alternativas en el marcador fueron constantes.

Así, el primer juego de la reanudación duró 15 minutos, y se lo anotó Nadal con su servicio en la cuarta ventaja de que dispuso, y tras levantar dos bolas de ruptura de Djokovic.

Nadal rompió luego el servicio a Djokovic y pronto se encontró con un 3-0 a su favor. Pero el serbio se recompuso y empató 3-3.

Sin embargo, el mallorquín era consciente de que su supervivencia dependía de que se jugase un quinto set y pisó el acelerador, anotándose los tres juegos siguientes para llevarse el cuarto set por 6-3.

El quinto y definitivo set fue más igualado y ninguno era capaz de despegarse. Djokovic pudo hacerlo, pero desperdició una pelota de “break” para ponerse 5-3 con un mal “drive” que se fue a la red y Nadal acabó igualando 4-4.

Luego fue Nadal el que desperdició dos oportunidades de romper el servicio y ponerse 5-4 y servicio a su favor.

Con el 5-5, sin posibilidad de juego de desempate en el quinto set y con ambos apurando sus fuerzas, el partido podía eternizarse, como ocurrió la víspera en la otra semifinal (26- 24 para Kevin Anderson ante John Isner).

Finalmente, la primera bola de partido fue para Djokovic, con 8-7 y servicio de Nadal, pero, en un tenso ejercicio de supervivencia, el mallorquín se anotó el juego.

El serbio estuvo en cuatro ocasiones a dos puntos de ganar el encuentro, una situación de la que nunca gozó Nadal, y finalmente aprovechó su segunda bola de partido.

La noticia del partido fue que Djokovic volvía a ser el viejo Djokovic, en general -no disputaba las semifinales de un torneo grande desde 2016-, y que Nadal volvía a ser el buen jugador sobre cancha de hierba de 2011 y antes.

En 2012, una lesión de rodilla que le restó confianza en la superficie más exigente con esta articulación y a partir de aquel año, y hasta esta edición, el mallorquín había sido eliminado en octavos y antes por una letanía de desconocidos.

 

15Jul/18

Francia-Croacia, la gran final


El frances Kylian Mbappé y el croata Luka Modric van por la gloria en la gran final del Mundial 2018.

MOSCU, (AFP).- Francia con su prodigio Kylian Mbappé y Croacia con el cerebral Luka Modric irán por la gloria hoy en la final del Mundial Rusia-2018 en Moscú, con los Bleus amparados en su favoritismo y los Vatreni dispuestos a dar otra sorpresa.

El seleccionado dirigido por Didier Deschamps busca acabar con 20 años sin un título mundial en uno de los mejores momentos futbolísticos de ese país, gracias a una generación de oro con Antoine Griezmann como abanderado y Mbappé en su papel de revelación de la temporada.

Croacia, en su quinta participación mundialista tras la independencia del país en 1991, tiene en el dúo Modric-Ivan Rakitic a una de las mejores parejas de armado del torneo, y a ella se suma en ataque el guerrero Mario Mandzukic para desquiciar a cuanto defensa enfrenta.

“No voy a poner presión en mis jugadores. Salgan y jueguen su mejor fútbol, no se intimiden. Este es el mejor momento de nuestras vidas. Algunos ya han ganado la Liga de Campeones, pero este es el mayor partido para ellos y todos los croatas”, aseguró ayer en conferencia de prensa el técnico croata Zlatko Dalic.

Deschamps, por su parte, tratará de transmitir “la dosis justa de serenidad, confianza y concentración” para afrontar la final y ganarla. El francés podría convertirse en el tercer hombre en ganar el Mundial como jugador y entrenador tras el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

En una Copa del Mundo en la que las grandes estrellas como Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar e Iniesta se fueron apagando por el camino, Francia y Croacia se sostuvieron con fuerza gracias a la calidad de sus jugadores y a un sólido juego.

“Ha sido un sueño desde pequeño, todos los jóvenes quieren jugar un Mundial y una final, queremos levantar la Copa y no importa si marco o no, solo quiero el trofeo”, manifestó Grizou, autor de tres goles en el torneo.

Batalla táctica

Francia llega a la final después de haberse quitado de encima a los Diablos rojos belgas con un trabajado 1-0 el pasado martes en San Petersburgo, mientras que Croacia, un día después en Moscú, encontró el boleto en el tiempo extra al vencer 2-1 a Inglaterra.

Con una defensa liderada por Raphael Varane y Samuel Umtiti, y la seguridad en el arco de Hugo Lloris, Francia apenas ha permitido 4 goles en seis partidos, mientras que Croacia con 12 goles a favor es el segundo elenco detrás de Bélgica (16) con mejor promedio ofensivo.

Para los ajedrezados de Zlatko Dalic, que en octavos y cuartos necesitaron la definición por penales para avanzar, el partido se presenta como una inmejorable oportunidad para desquitarse de la derrota 2-1 en las semifinales del Mundial- 1998.

En esa ocasión, Davor Suker le pegó a los anfitriones un pequeño susto, pero Lilian Thuram sofocó el intento de revolución de los croatas con dos tantos que sellaron la victoria y el pase a la final.

Pero si aquella vez los Bleus celebraron su primer título mundial, también saben lo que significa el dolor de la derrota, como en la final de Alemania-2006 perdiendo ante Italia por penales y con Zidane expulsado, o más cercano en el tiempo, en la final de la Eurocopa-2016 ante Portugal.

El partido, previsto en el fastuoso estadio Luzhnikí en Moscú a partir de las 18:00 locales (15:00 de Argentina), será dirigido por la terna argentina encabezada por Néstor Pitana, asistido en las bandas por Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti.

Probables alineaciones

Francia: Hugo Lloris – Benjamin Pavard, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández – Paul Pogba, Ngolo Kante – Kylian Mbappe, Antoine Griezmann, Blaise Matuidi – Olivier Giroud. DT: Didier Deschamps.

Croacia: Danijel Subasic – Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic – Ivan Rakitic, Marcelo Brozovic – Ante Rebic, Luka Modric, Ivan Perisic – Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.

 

15Jul/18

Bélgica ganó y terminó tercera

El belga Eden Hazard anotó un gol y fue clave para el triunfo de ayer y el gran Mundial de su equipo.

SAN PETERSBURGO (AFP).- Bélgica finalizó en el tercer lugar del Mundial Rusia-2018 al ganar 2-0 a Inglaterra, ayer en San Petersburgo, su mejor presentación histórica en 13 participaciones en Copas del Mundo.

Los Diablos Rojos se impusieron en el duelo por el honor con goles de de Thomas Meunier, a los 4 minutos, y Eden Hazard, a los 82.

Con este resultado, la Bélgica del español Roberto Martínez superó lo hecho por aquel equipo de ensueño de Enzo Scifo, Jan Ceulemans y Jean-Marie Pfaff en México-1986, que perdió con Francia (4-2 en tiempo extra) el partido por el tercer lugar.

Los belgas habían caído 1-0 en las semifinales de Rusia-2018 con los Bleus, el pasado martes en esta misma ciudad.

En la primera fase, compartiendo el Grupo G, los Diablos Rojos domaron a los Tres Leones con un 1-0 en Kaliningrado, que le valió para terminar como primeros de la llave con 9 puntos y dejar a los ingleses segundos con 6.

Inglaterra perseguía en Rusia los pasos del legendario combinado de Bobby Charlton, Bobby Moore y Gordon Banks que ganó el Mundial-1966 siendo anfitrión.

La derrota ante la banda de Hazard, Lukaku, De Bruyne y compañía la iguala, sin embargo, con el seleccionado inglés liderado por Gary Lineker que terminó cuarto en Italia-1990.

Croacia, el pasado miércoles en Moscú, se atravesó en el camino de los Pross en las semifinales con una victoria de 2-1 en el tiempo extra.

 

12Jul/18

Croacia despachó a Inglaterra en el alargue y es finalista

El croata Mario Mandzukic celebra tras conseguir el gol del triunfo sobre Inglaterra en la segunda semifinal de la Copa del Mundo que se disputa en Rusia. (Foto AFP).

MOSCU (AFP).- Un Súper Mario Mandzukic fue suficiente para que Croacia se deshiciera de Inglaterra con un 2-1 en tiempo extra, en las semifinales, y clasificara a la final del Mundial de Rusia 2018 para enfrentarse con Francia.

Los balcánicos, en su quinta participación en una Copa del Mundo, se impusieron en el apretado duelo en el estadio Luzhnikí en Moscú, escenario de la final el próximo domingo, con los goles de Iván Perisic, a los 68 minutos, y Mandzukic, a los 109.

Kieran Trippier había puesto en ventaja a los Tres Leones de espectacular tiro libre a los 5 minutos.

Con la victoria, el seleccionado dirigido por Zlatko Dalic, de 51 años, superó a aquel de Davor Sucker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki que terminó tercero en Francia-1998 en su primera Copa del Mundo tras la independencia del país siete años antes.

Croacia sufrió lo impensado para equilibrar el juego que controlaban a placer los Pross, hasta cuando éstos se permitieron un pestañeo que desencadenó la furia de los Vatreni.

Para Inglaterra la derrota supone un duro golpe en su objetivo de ganar el segundo título mundial 52 años después de que lo hiciera el legendario elenco de Bobby Charlton, Bobby Moore y Gordon Banks en el Mundial-1966, del que los ingleses fueron anfitriones.

Los inventores del fútbol se encontrarán con los Diablos Rojos belgas el próximo sábado en San Petersburgo en el partido por el tercer lugar.

Impulsada por una gran mayoría de aficionados, los Pross empezaron el partido con mayor determinación, se hicieron rápidamente de la pelota y empujaron a Croacia contra su campo a partir de la buena movilidad de un activo Dele Alli en la mitad.

Esa presión alta generó la apertura del marcador a los 5 minutos, un tiro libre que Trippier ejecutó en la frontal del área al palo izquierdo de Danijel Subasic, luego de una falta de Luka Modric a Alli cuando éste buscaba perfilarse en velocidad para rematar.

El tanto del defensor del Tottenham elevó a 9 los goles ingleses en Rusia, de un total de 12 marcados, que nacieron en acciones de pelota detenida, bien desde un córner, un tiro libre o un penal.

A partir de ese gol se vio lo mejor de Inglaterra, sometiendo con un planteo intenso y dinámico a Croacia, en la que ni Modric ni Ivan Rakitic entraron en sintonía, dificultando la progresión de los balcánicos en la primera mitad.

Los Tres Leones incluso pudieron ampliar el marcador a los 30 minutos, pero el goleador Harry Kane falló en el mano a mano con un Subasic que se jugó la vida para salvar su arco en sendos remates en el área pequeña.

Croacia poco hacía en el partido. Si la posesión fue su crédito en anteriores compromisos, los ajedrezados apenas pudieron inquietar a Jordan Pickford con remates de media distancia en la inicial.

Inglaterra mantuvo el ritmo intenso en los primeros 20 minutos del complemento, bien posicionado en el campo y dejando poco espacio para el tránsito de los croatas, que apenas sostenían la pelota en el círculo central pero sin panorama para algo más.

Pero los hombres de Gareth Southgate se permitieron un pestañeo cuando tenían controlado el juego y le dieron vida a los balcánicos a los 68 minutos con un tanto de Perisic.

El volante del Inter de Milán se anticipó a Kyle Walker en el corazón del área y casi con la planta del pie izquierdo empujó la pelota a un centro desde la derecha de Sime Vrsaljko.

Los Pross acusaron el golpe porque Croacia despertó y creyó en que podía quedarse con la victoria, y estuvo a poco del segundo otra vez con Perisic a los 72 con un remate que se estrelló en el palo.

Los 90 minutos se consumieron y llegaría el tiempo extra y, en un desarrollo tenso de ida y vuelta, Mandzukic se convirtió en el nuevo héroe croata a los 109 con un gol muy a su estilo, ganándole la espalda a los centrales para quedar de frente ante el golero.

Perisic peinó una pelota, John Stones perdió la marca del Súper Mario y el de la Juventus no perdonó en el área para fusilar al rubio Pickford.

Final de la batalla de Moscú: Croacia a su primera final de Copa del Mundo, Inglaterra rozó la hazaña pero su maldición sigue vigente.

 

 

11Jul/18

Francia eliminó a Bélgica y se metió en la gran final

El defensor francés Umtiti anotó el gol del triunfo para los galos.

SAN PETERSBURGO (AFP).- Un gol de cabeza del defensa Samuel Umtiti a los 51 minutos metió ayer en la final del Mundial de Rusia-2018 a Francia, que derrotó por 1-0 a una Bélgica que chocó una y otra vez contra el muro defensivo Bleu.

Francia jugará el próximo domingo en Moscú (12:00 hora argentina) su tercera final mundialista (tras el título en 1998 y la derrota en 2006) contra el vencedor de la segunda semifinal, que disputarán hoy en la capital rusa Inglaterra y Croacia.

Ambos equipos conocían el poder de fuego de las delanteras rivales, como cuando en un combate de boxeo se enfrentan dos pesos pesados con puños de acero, y en la primera parte prefirieron controlar el balón y no arriesgar en el pase.

Nada más arrancar, en el primer balón que tocó Kylian Mbappé ganó en carrera a Jan Vertonghen y Moussa Dembelé, aunque su centro no encontró rematador. Pero a los belgas les asustó y tardaron minutos en recuperarse.

A los 13 minutos, el joven prodigio francés le ganó otra carrera a la defensa, pero Thibaut Courtois se adelantó rápido para evitar el remate.

Para entonces ya había aparecido Eden Hazard, que amagó una primera vez con un centro que Umtiti envió a córner (6). El capitán belga disparó cruzado minutos después (15) y, en el 19, siempre apareciendo desde la izquierda, el volante del Chelsea se sacó un derechazo que desvió con la cabeza Raphaël Varane y la pelota salió rozando el larguero.

Esto despertó a los Diablos Rojos, que tuvieron 10 minutos en los que encerraron a los franceses en su área, teniendo la mejor ocasión en un córner que bajó con el cuerpo Marouane Fellaini para Toby Alderweireld y el disparo ajustado del defensa lo sacó Hugo Lloris de manera prodigiosa (21).

Tras la pausa, Bélgica volvió a tomar la iniciativa y amenazó con un cabezazo fuera de Romelu Lukaku, que había pasado desapercibido hasta entonces (48).

Pero fueron los Bleus lo que encontraron primero la manera de romper la defensa belga en un córner lanzado desde la derecha por Griezmann y cabeceado a la red por Umtiti (51), adelantándose a Fellaini en el primer palo.

Francia se encerró con sus 11 hombres en los últimos 30 metros y los belgas no encontraron rendijas en el muro Bleu, ni triangulando por el centro cuando lo intentaban Hazard o Kevin De Bruyne ni cuando colgaban balones al área para ver si sus torres, Lukaku y Fellaini, cazaban alguno.

El seleccionador galo Didier Deschamps echó un par de paladas más de hormigón al muro Bleu, con la entrada de Steven N´Zonzi y Corentin Tolisso, y los belgas no pudieron derribarlo.

 

10Jul/18

Francia y Bélgica se juegan un lugar en la Gran Final

El belga Eden Hazard y el francés Kylian Mbappe (R), querrán la final Mundial. (AFP).

SAN PETERSBURGO (AFP).- Francia y Bélgica chocarán hoy en San Petersburgo (15:00 de Argentina) en la primera semifinal del Mundial de Rusia, un partido que opondrá dos visiones del fútbol distintas: la capacidad atlética de los galos contra el talento ofensivo de los Diablos Rojos.

Los belgas, de la mano del seleccionador español Roberto Martínez, alcanzan unas semifinales mundialistas por la segunda vez e su historia. En la primera en 1986, la Argentina de Diego Maradona les privó de la final.

Esta vez, y tras dos fracasos consecutivos en el Mundial-2014 y la Eurocopa-2016, la generación dorada belga parece llegar en plena madurez y tiene la oportunidad histórica de luchar por el título.

“Roberto Martínez ha dado a esta generación la cultura del triunfo, era lo que le faltaba” a los Eden Hazard, Kevin De Bruyne, Thibaut Courtois, Vincent Kompany, Romelu Lukaku y compañía, aseguró en una entrevista a la AFP Jean-François de Sart, el técnico de la selección olímpica que alcanzó las semifinales en Pekín-2008 y que ya contaba en sus filas con varios de los integrantes actuales del equipo.

“Además, por el hecho de ser español, ha acabado con el comunitarismo habitual en Bélgica, donde la prensa flamenca criticaba a los seleccionadores francófonos y al revés”, destacó De Sart.

Además, como Martínez no domina ninguno de los idiomas oficiales en el país, los jugadores tampoco están divididos en grupos según su idioma de origen, ya que el habitual en el vestuario es el inglés, como pasa habitualmente en los clubes.

El gran juego desplegado por los belgas en este mundial ha aparcado todas esas disputas que les habían llevado al fracaso en anteriores campeonatos.

Bélgica es el equipo que más goles ha marcado en la competición (14 en cinco partidos) y hasta nueve jugadores han festejado en el torneo. Es también el único que ha ganado todos sus partidos y mantiene una racha de 24 sin perder (19 victorias y 5 empates), un récord para la selección.

Para este partido, Martínez no podrá contar con Thomas Meunier, sancionado, y el carril derecho lo podría ocupar Nacer Chadli, mientras que Yannick Carrasco volvería al once titular.

Otra duda estará en la medular, ya que el técnico podría repetir la fórmula que tan buen resultado le dio en cuartos contra Brasil, con Marouane Fellaini apoyando a Axel Witsel en la contención; o podría volver a una fórmula algo más ofensiva, con De Bruyne retrasando su puesto al mediocentro y Dries Mertens entrando para formar parte del trío atacante junto a Hazard y el goleador Lukaku.

Frente al derroche de talento ofensivo, Francia opondrá su fortaleza defensiva, que nace de la extraordinaria capacidad atlética de sus jugadores, sobre todo en el centro del campo con Ngolo Kanté, Paul Pogba y Blaise Matuidi, que debería regresar al equipo tras cumplir un partido de sanción en cuartos contra Uruguay.

Los galos solo han encajado cuatro goles en cinco partidos (y tres de ellos en la victoria contra Argentina por 4-3), dejando la portería a cero en tres, por lo que no parece probable que Didier Deschamps introduzca cambios en la defensa.

Tampoco que modifique su tridente ofensivo, dado el valor que el seleccionador da al trabajo realizado por Olivier Giroud para que brillen las dos estrellas galas, Antoine Griezmann y Kylian Mbappé.

Los dos países vecinos se enfrentarán por 74ª ocasión en su historia y los belgas dominan por 30 victorias a 24, pero las dos veces que se enfrentaron en un Mundial (1938 y 1986) el triunfo fue para los galos.

Claro que en ninguna de ellas se jugaban algo tan importante como la clasificación para la final de un Mundial.

 

 

08Jul/18

Croacia venció a Rusia y jugará ante Inglaterra en semis

Andrej Kramaric festeja uno de los goles de Croacia quien se metió en semifinales. (AFP).

SOCHI, RUSIA (AFP).- Croacia venció a Rusia por 4- 3 en definición por penales tras empate 2-2 y avanzó a semifinales del mundial de Rusia-2018, donde se enfrentará a Inglaterra, que mas temprano eliminó a Suecia.

Ivan Rakitic, como ya hiciera en octavos contra Dinamarca, se encargó de anotar el quinto y definitivo remate de los croatas desde los doce pasos para darle la clasificación a su país a semifinales.

Un gol de cabeza de Domagoj Vida en el minuto 101 puso a Croacia al frente en el alargue 2-1 pero Mario Fernandes a los 115 minutos, también de cabeza, igualó a dos en el partido jugado en el estadio Olímpico de Sochi.

El ruso Denis Cheryshev había abierto el tanteador para Rusia con un golazo desde fuera del área a los 31 minutos y Andrej Kramaric empatado para los croatas ocho minutos más tarde.

En la tanda de penales, Danijel Subasic detuvo el tiro de Fedor Smolov y Mario Fernandes envió su disparo afuera, dejando colgadas de un hilo las esperanzas y sueños de los rusos de alcanzar las semifinales mundialistas por primera vez desde la desaparición de la Unión Soviética.

Rakitic anotó el penal definitivo para dar el pase a los balcánicos, que de esta manera igualan la gesta de la generación de Davor Suker, que llevo a Croacia a semifinales de Francia-1998.

Croatas e ingleses se medirán en semifinales el miércoles a las 18H00 GMT en Moscú. La otra semifinal la protagonizarán el martes a la misma hora, en San Petersburgo, Francia y Bélgica.

Ficha técnica del partido Rusia-Croacia 2-2 (3-4) en penales) por cuartos del Mundial .

Inglaterra vuelve a semifinales

La selección inglesa derrotó 2-0 a Suecia en Samara, con dos goles de cabeza, y regresó a las semifinales de un Mundial 28 años después, gracias en gran medida a su potencial en acciones a pelota parada, que han producido ocho de sus once tantos en el torneo.

Frente a los nórdicos, los pupilos de Gareth Southgate volvieron a aprovechar esa estrategia con el tanto que abrió el marcador, un cabezazo del defensor Harry Maguire a la salida de un córner en la primera mitad (30).

El zaguero del Leicester aprovechó sus 194 cm de estatura para volar por encima de sus homólogos suecos y adelantar así a los suyos en la contienda.

En la segunda mitad, otro testarazo de Dele Alli a los 59 cerró el marcador.

Con el de Maguire, Inglaterra logró su cuarto gol de córner en Rusia-2018 que, sumado a los tres de penal de Harry Kane, a un remate de falta y a otros tres de jugada colectiva, han convertido a esta generación en la más goleadora de su historia en la competición con 11 tantos, igualando su mejor marca lograda en 1966 cuando se consagraron campeones por primera y única vez, en su propio territorio.

El crédito en ese tipo de jugadas es para Allan Russell, quien trabajó en categorías inferiores en Escocia, Inglaterra y Estados Unidos antes de ser contratado por Southgate como asistente para entrenamientos específicos de los delanteros y que ha adaptado estrategias utilizadas en la NFL y la NBA.

Pero Inglaterra ha demostrado en Rusia que es mucho más. La formación de Southgate, una de las más jóvenes del torneo, se ha visto potenciada por su fortaleza táctica, con un 3-5-2 en el que sus zagueros se han mostrado casi imbatibles y su delantero, Harry Kane, aterroriza a las defensas rivales.

No en vano, el ariete del Tottenham es el máximo artillero de la competición con seis goles.

Suecia llegaba a los cuartos con la estadística de su lado: en ocho encuentros oficiales entre ambos, los nórdicos solo habían perdido uno.

Además, para llegar a esta instancia, habían dejado por el camino a Holanda en la fase de clasificación, a Italia en los “playoffs” de repesca y a Alemania en el Grupo F, que lideró a pesar de caer (1-2) ante la vigente campeona.

Con un juego basado en su físico y su poderío a balón parado, los hombres de Janne Andersson le entregaron la pelota a sus contrincantes y esperaron.

Encerrados, aguardando salir al contragolpe, Suecia cedió la iniciativa y lo acabó pagando.

Kane probó fortuna primero con un disparo lejano que rozó el poste a los 19 minutos y Maguire, poco después, no perdonó, llevando el júbilo a un país que lleva casi tres décadas esperando una oportunidad como ésta.

Cuando el descanso parecía ya un hecho, Raheem Sterling disfrutó de un mano a mano ante Robin Olsen que no supo definir: el atacante del Manchester City trató de driblar al arquero pero no lo logró y su posterior remate se estrelló en la pierna de un zaguero.

WIMBLEDON

Del Potro venció a Paire

WIMBLEDON, REINO UNIDO (AFP).- El tenista argentino Juan Martín del Potro se impuso al francés Benoit Paire por 6-4, 7-6 (7/4) y 6-3 en un partido accidentado y pasó a octavos de final de Wimbledon.

Del Potro, quinto cabeza de serie, se medirá en esa instancia al francés Gilles Simon o al australiano Mathew Ebden, y con un recorrido potencialmente tranquilo hasta unas semifinales con el español Rafael Nadal, si el ránking impusiera su lógica.

Con su victoria de este sábado, Del Potro superó a David Nalbandián como el argentino que más veces ha conseguido alcanzar los octavos de final, en cuatro ocasiones.

Además, desempató también con Nalbandián y ostenta en solitario el récord de victorias de un argentino en el torneo del All England Club, 20.

Paire, nº47 del mundo, había batido a Del Potro en su único encuentro hasta la fecha, en la tierra batida de Roma en 2013.

Del Potro se llevó una primera manga (6-4) más reñida de lo que indica el marcador, y en la que ambos sufrían para conservar un servicio que en Wimbledon es un salvoconducto.

A partir del segundo set, Paire empezó a dejar muestras de su carácter volcánico, seguramente porque su buen juego se vio frenado por un dolor en la rodilla y por ceder la manga en el juego de desempate.

Si en 2015 dijo que Wimbledon era “un asco” y le dio una patada a una silla en un partido, este sábado protagonizó soliloquios en voz (muy) alta, se enfadó consigo mismo, con el árbitro y con el mundo.

El francés acabó hartando incluso a Del Potro, conocido por su buen carácter, que acabó dando a entender con gestos que ya estaba bien.

El tercer set fue un paseo del argentino hasta el 3-0, con un Paire que no ofrecía sino fogonazos de su carácter pero que se despertó para igualar la manga 3-3.

Del Potro se dio por avisado y ganó los dos/tres siguientes juegos, no sin que antes el partido tuviera que interrumpirse 10 minutos por el desmayo de un espectador a casa del calor que asola Londres (31 de máxima).

 

08Jul/18

España, un destino gastronómico internacional en auge


ESPAÑA.- Son muchos los que ya han empezado a planificar sus vacaciones. Unas fechas en las que las reservas en hoteles y restaurantes se disparan; y un contexto en el que el turismo vive su momento más dulce. Pero, ¿qué es lo que lleva a los turistas a viajar? El último informe elaborado por el comparador de seguros de viaje Acierto.com (www.acierto.com) revela que la gastronomía es uno de los motores clave.

Y no solo eso, sino que España, con 11 millones de turistas gastronómicos al año, es uno de los destinos favoritos de los viajeros internacionales. De hecho, se estima que este negocio mueve más de 36 millones de euros al año en el país europeo. Si nos centramos en las cifras con más detalle, el análisis desvela que 3 de cada 4 turistas que se desplazan a España lo hacen para disfrutar de su gastronomía. Algo que no nos extraña si tenemos en cuenta la variedad de propuestas culinarias que ofrecen las distintas zonas de su geografía.

Las comunidades autónomas más visitadas con tal fin son Andalucía, Galicia, País Vasco y Asturias. Además y recientemente, San Sebastián ha sido elegida como el Mejor Destino Gastronómico del Mundo. Y no es la única que se cuela en la lista, sino que en el top 10 figuran otras dos ciudades españolas: Barcelona -en cuarto lugar- y Madrid -la séptima-. Además, España es uno de los lugares con mayor densidad de bares por persona: hay hasta 260.000 (o sea, uno por cada 175 personas).

Plato estrella

La tortilla de patatas, el plato estrella de la gastronomía española, Si nos centramos en los platos más atractivos de la gastronomía española, observamos que la paella lleva años postulándose como el plato español más conocido fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, la famosa comida valenciana no se encuentra en el número uno de la lista de platos típicos españoles preferidos, sino que lo hace la tortilla de patatas con una diferencia de casi 20 puntos porcentuales.

Es decir, el 47,5% de los participantes del estudio se decantó por ella, mientras que el 27,8% prefirió la paella. O sea: casi 2 de cada 4 eligieron la tortilla de patatas como su comida española predilecta. A estos dos le siguen el cocido madrileño (10,7%), el gazpacho (7,8%), y las lentejas (6,1%). Si dejamos fuera la cocina más tradicional y nos centramos en la de producto, triunfan las tapas, el jamón serrano, el queso, las conservas gallegas y hasta el turrón.

El perfil de turista gastronómico

Por otra parte, este tipo de escapadas suelen organizarse con antelación -los encuestados incluso aseguran consultar guías locales en busca de restaurantes típicos del lugar-. Un punto en el que resulta interesante contratar un seguro de cancelación de viaje que se haga cargo de cualquier imprevisto que pueda producirse. “Estas pólizas suelen cubrir desde el alojamiento, hasta el transporte, el alquiler de vehículos, las entradas a espectáculos, las excursiones programadas y rutas, y hasta los gastos que pudieran derivarse de cancelar una reserva en un restaurante gourmet”, comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com.

Si hablamos de estos establecimientos, además, cabe comentar que se encuentran en pleno auge. Tal es así, que hasta el 42% de los participantes afirmó haber acudido a un restaurante gourmet. El 17,5% aseguró que no, pero que le encantaría hacerlo. En cuanto a dónde se alojan los turistas gastronómicos, 3 de cada 5 suelen decantarse por hoteles de cuatro estrellas. Se trata de un usuario con un nivel adquisitivo medio-alto que viaja mayoritariamente en pareja (68%). Además, son muchos (el 40%) los que repiten al menos una vez al mes.

 

06Jul/18

Francia y Uruguay, por un lugar en las semis

El entrenador de Uruguay, Oscar Tabárez, habló en conferencia.

NIZHNI, RUSIA (AFP).- Eclipsados por la lesión de Edinson Cavani, Francia y Uruguay chocan hoy en Nizhni Nóvgorod (11:00 de Argentina) por un lugar en las semifinales del Mundial de Rusia-2018 y las expectativas son altas. Luis Suárez y la muralla defensiva celeste contra el vertiginoso ataque galo con Kylian Mbappé y Antoine Griezmann prometen un duelo espectacular.

El goleador uruguayo del París Saint Germain tocó el cielo con las manos en el choque de octavos de final ante Portugal (2- 1). Dos goles de ensueño y la clasificación charrúa lo elevaron más alto que nunca. Pero la caída fue brusca.

Una lesión en su gemelo izquierdo pone un enorme signo de interrogación a su presencia en el partido de cuartos de final, frente al país que disfruta sus goles todos los fines de semana.

Cristhian Stuani, delantero del Girona de España, sustituyó a Edi tras la lesión ante los lusos y su entrada al equipo sería el movimiento más esperado del Maestro Oscar Tabárez.

El partido encuentra a dos equipos que han ido creciendo a lo largo del campeonato y que sueñan con cotas altas: Uruguay, tras sus dos primeros títulos hace más de medio siglo, quiere sumar una estrella en colores, mientras que para la Francia de Didier Deschamps, capitán en el triunfo en 1998, sería la segunda corona.

Aunque antes de alcanzar la final de Moscú del 15 de julio y tener la posibilidad de luchar por el título, el ganador de este duelo se enfrentará en semifinales al vencedor del otro choque estelar de los cuartos, el Bélgica-Brasil, que se disputará horas después en Kazán.

 

05Jul/18

Brasil y Uruguay dan la cara por Sudamérica

Neymar junto a su hijo, ya piensa en Bélgica. (AFP).

MOSCU (AFP).- Brasil y Uruguay, dos de los tres campeones mundiales de Sudamérica, darán la cara por la región desde cuartos de final en un Mundial de Rusia con acento europeo y con sorpresas al por mayor por la prematura salida de potencias como Alemania, España, Portugal de Cristiano Ronaldo y Argentina de Messi.

Colombia, el último seleccionado sudamericano con posibilidades de llegar a esa instancia, quebró ante Inglaterra su sueño de repetir su histórico cuarto de final del Mundial anterior en la ingrata tanda de penales, tras haber luchado como un león herido en los 120 minutos de tiempos regular y suplementario.

El Mundial de las sorpresas tiene visitantes inesperados en esta fase: Suecia, Croacia y el anfitrión Rusia no estaban en los papeles y terminaron ocupando sitios que los pronósticos le asignaban al campeón vigente, a España y al Portugal de Cristiano Ronaldo.

Tampoco estará la Argentina de Messi, líder de una generación que en Rusia sintió el peso de haber perdido tres finales consecutivas (Mundial Brasil-2014 y las ediciones 2015 y 2016 de la Copa América) y fracasó en octavos de final, presa de un descalabro institucional y deportivo.

La Seleçao, sin milagros. La historia los avala pero, a diferencia de Argentina, los seleccionados de Brasil y Uruguay son el resultado de procesos con un rumbo claro.

Brasil busca en Rusia una posible sexta corona porque en 2014 chocó contra un iceberg llamado Alemania que humilló 7-1 al anfitrión del Mundial 2014 y porque terminó por hundirse en las dos últimas Copas América.

Tite tomó el timón con la meta simple de llevar a la Seleçao a puerto seguro: el jogo bonito que, con matices, le dio cinco títulos mundiales.

El próximo viernes en Kazán no la tendrá fácil ante una atilada Bélgica, pero la verdemarilla luce compacta en todas sus líneas y con un líder como Neymar más enfocado en el equipo que en su propio bienestar personal.

La Celeste, sin alardes. Si Brasil no la tiene fácil con Bélgica, Uruguay la tiene muy complicada ante Francia, que trituró a la Argentina de Messi en octavos con un intratable Kylian Mbappé, al parecer una estrella naciente en la élite del fútbol mundial.

“Estábamos en el lugar que queríamos, pero quizás no en el lugar que pensaba la mayoría”, dijo el entrenador Oscar Tabárez, poco después de que su selección sacara a Cristiano Ronaldo de Rusia-2018.

Uruguay no figuraba en el lote de los grandes favoritos. Tampoco quiso estar allí. Es el estilo del veterano Maestro Tabárez que sin grandes alardes lleva doce años al frente de un seleccionado con algunas estrellas de la élite mundial surgidas en un país de apenas 3,5 millones de habitantes.

Y cuando parecía que el extenso proceso comenzaba a dar signos de agotamiento, El maestro puso manos a la obra para apadrinar jóvenes como Rodrigo Bentancur que hoy comparten el once con los ya consagrados como Cavani, Luis Suárez y el capitán Diego Godín.

Uruguay comenzó a ser observada con atención en Rusia cuando finalizó la fase de grupos con puntaje perfecto y sin goles en contra.